La ejecución fue reportada alrededor de las 20:30 horas en el cruce delas Calles Cerro dela Tula y Cerro del Mirador, en la Colonia Provileón.

Un hombre que se desplazaba en su vehículo fue acribillado a balazos por un delincuente que al pretender darse a la fuga fue detenido por elementos de la policía de Escobedo.

La ejecución fue reportada alrededor de las 20:30 horas en el cruce delas Calles Cerro dela Tula y Cerro del Mirador, en la Colonia Provileón.

Personal de Protección Civil municipal, acudió a las calles antes mencionadas para brindar los primeros auxilios a la víctima, pero lamentablemente solo confirmaron que ya había fallecido.

El hombre que no fue identificado en el lugar vestía short azul, playera blanca, quien de acuerdo con la fuente allegada a los hechos presentaba múltiples impactos por arma de fuego.

De acuerdo con la fuente, el hombre conducía un vehículo Toyota Corolla con blanco con matrícula VGL-4098 de Sinaloa, por las calles antes citadas.

Al estar cerca de su objetivo, el pistolero abrió fuego contra el ocupante del automóvil y luego se dio a la fuga por las calles de la colonia en mención.

El vehículo quedó en las calles de la Colonia Provileón, arriba del mismo el conductor ejecutado de varios balazos, lugar al que arribaron policías municipales.

Tras una rápida movilización de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Escobedo, lograron detener a unos de los implicados en la ejecución.

De manera inmediata, el presunto agresor fue llevado bajo un fuerte dispositivo de seguridad a las instalaciones de policía, en donde quedó a disposición de Agente del Ministerio Público para su investigación.

Una fuente allegada a los hechos indicó, que trataban de establecer si el herido por arma de fuego que llegó a un hospital de la Colonia Tierra y Libertad, sería el mismo que escapó de la ejecución ocurrida minutos antes en Escobedo.

Al lugar de la muerte violenta arribaron agentes de la Policía Ministerial, quienes iniciaron las indagatorias del caso al entrevistarse con testigos.

Por su parte elementos del departamento de servicios periciales de la Fiscalía General de Justicia llegaron a la escena del crimen, en donde revisaron al auto en el cual hallaron en el asiento del copiloto casquillos, así como en la carpeta asfáltica.

Los elementos del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales, revisaron la puerta trasera del lado del conductor la cual se encontraba abierta.