Samuel García, gobernador electo de Nuevo León, asegura que la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador no se trató sobre las investigaciones en su contra, sino que se llegaron a acuerdos para el beneficio del Estado.

El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, informó que en la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador no se tocó el tema sobre las investigaciones en su contra, las cuales fueron abiertas en el proceso electoral. En su lugar, se acordó que el gobierno federal apoyará la construcción del Tren Suburbano Apodaca-García. Por su parte, el presidente sostuvo que la entrevista con García “fue amistosa y productiva” y que “será buena la relación entre ambos gobiernos, poniendo siempre por delante el interés del pueblo”, se informa hoy en Milenio.

“A su salida de Palacio Nacional, el gobernador electo aseguró que las investigaciones en su contra por parte de la Fiscalía General de la República y de la Unidad de Inteligencia Financiera no existen”.

–No se habló porque no hay nada, yo siempre les dije que nunca hubo ni citatorio, ni requerimiento, ni ninguna intervención de la autoridad. Fue una reunión bastante constructiva, propositiva. Se acaba la campaña y vamos por un nuevo Nuevo León.

Sobre los proyectos, aseguró:

–La noticia más importante y obviamente histórica para Nuevo León es que el tren suburbano Apodaca-García va, y cuenta con el apoyo del Gobierno federal… Salgo muy contento de esta reunión. No tengo duda que le va a ir muy bien a Nuevo León con el presidente Andrés Manuel.

–Va en serio el tema de la seguridad, Nuevo León requiere que se blinde nuestro estado en materia de seguridad para que siga habiendo inversión extranjera.

“Incluso, admitió que en este primer encuentro no le planteó la necesidad de tener un nuevo Pacto Fiscal, propuesta que hizo Samuel García durante toda su campaña, y en la que también criticó al mandatario nacional por las fórmulas de reparto de recursos que se ejercen hoy en día”.

–Entre muchos temas que platicamos, le regalé mis tres libros, pues al igual que él nos gusta escribir, y sobre todo le regalé mi plan de gobierno, platicamos de los proyectos estratégicos que Nuevo León requiere.

“En respuesta, comentó que el presidente le ofreció tomarse una foto con la imagen de alguno de los próceres de la nación que forman parte del emblema del gobierno federal.”

–Yo le dije que quería con Benito Juárez, cuyo segundo apellido es García, igual que un servidor, pero que mi esposa Mariana me iba a colgar porque ella es tataranieta de Gustavo Madero, entonces fuimos y nos tomamos la foto con su hermano, Francisco I. Madero.