El volcán Etna provocó varios retrasos en el aeropuerto de Catania, en Sicilia, Italia

El pasado 8 de julio, el volcán Etna hizo erupción soltando lava por su paso, convirtiéndose en un completo espectáculo.

El volcán Etna, ubicado en Sicilia, Italia, hizo erupción durante la noche del pasado 8 de julio y madrugada el este 9 de julio.

A la erupción del volcán Etna la acompañaron cortinas de ceniza y estelas de luz provenientes de los chorros de lava caliente que desprendía.

Según estiman, estos chorros de lava del volcán Etna lograron alcanzar hasta mil metros de altura iluminando el cielo nocturno de Sicilia.

En ese sentido, Etna, considerado como el mayor volcán activo de Europa, provocó la formación de una nube de ceniza de 11 kilómetros sobre el nivel del mar.

La erupción del volcán Etna paraliza aeropuerto de Catania

Pese a que la erupción del volcán Etna se disfrutó cuál espectáculo de luces, también provocó ciertos inconvenientes para el tráfico aéreo y preocupaciones entre habitantes.

La actividad en el aeropuerto de Catania, una ciudad en Sicilia, tuvo que suspender sus actividades de manera temporal.

Esto debido a que la pista de vuelo y aterrizaje quedó cubierta por la estela de cenizas que Etna arrojó, sorprendiendo a los habitantes.

Catania es el principal aeropuerto de Sicilia, por lo que parar sus labores desde las 6:20 de la mañana provocó varios problemas a los pasajeros.

Sin embargo, a las 9:30 reanudaron sus actividades aunque, advirtieron que es posible que existan otros retrasos y problemas de vuelo hasta la normalización del tráfico.

El volcán Etna posee una altura de 3 mil 329 metros de altura y ha entrado en erupción varias veces durante las últimas semanas.

Es decir que ha expulsado grandes cantidades de ceniza y lava durante sus erupciones, principalmente desde su cráter de la zona sureste, esto según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología.

Imagen: VOLCÁN ETNA. EXPLOSIÓN. (AP)