Aquí exhortaron a dar seguimiento a cada uno de los casos para procurar su regreso.

Si bien Nuevo León mantiene en el limbo el regreso a clases presenciales al considerar que sería un riesgo, los Secretarios de Educación de Coahuila y Sinaloa aseguraron ayer que volver a las aulas es seguro.

En el conversatorio virtual “Regreso Exitoso seguro y responsable a las aulas”, organizado por la Coparmex Nuevo León, ambos funcionarios coincidieron en que el modelo híbrido es un éxito y en este sentido recomiendan retomar las actividades en el aula de manera gradual, alumnado intercalado por días y bajo supervisión psicológica y académica.

Higinio González Calderón y Juan Antonio Mejía López, explicaron que los dos últimos meses del ciclo escolar implementaron un regreso experimental, cumpliendo con todos los protocolos de salud para evitar posibles contagios de Covid-19.

“Sí es posible controlar la pandemia en la puerta de la escuela, sin afectar la escuela”, subrayó González Calderón.

“Este tema es gradual, no es todos al mismo tiempo, porque las necesidades no son las mismas en los distintos niveles, dónde empiezas, en los niños en riesgo de abandono”, agregó Mejía López.

En los dos casos, a lo largo del bimestre se analizaron las acciones más pertinentes para reanudar clases presenciales el próximo ciclo escolar.

Según datos proporcionados, durante la pandemia la deserción escolar subió hasta tres puntos al pasar de 2.1 por cada 100 a casi 5, escenario que se tradujo a casi 45 mil alumnos fuera.

Aquí exhortaron a dar seguimiento a cada uno de los casos para procurar su regreso.

“Es prioritario, antes de los conocimientos, restablecer el equilibrio socioemocional y no es fácil, vamos a tener que echar mano de los psicólogos y expertos”.

El conversatorio “Regreso exitoso, seguro y responsable a las aulas” estuvo dirigido a madres y padres de familia, docentes, directoras y directores de escuelas y a las autoridades educativas de Nuevo León.

SandrineMolinard, directora de Consejo Cívico e integrante de Niñez Esencial, e Iván Rivas, director general de Coparmex Nuevo León fueron los moderadores.

Los organizadores del conversatorio se refirieron directamente al anuncio que hizo el gobierno del estado de Nuevo León respecto a la posibilidad de que las escuelas no abran en el mes de agosto.

Ellos hicieron un llamado a que la planeación del regreso a las aulas se convierta en una prioridad y a que el gobierno escuche e integre en esta planeación las preocupaciones de madres y padres de familia, de docentes, directores de escuelas y organizaciones de la sociedad civil.

LLAMA A QUEDARSE EN CASA

El gobernador Jaime Rodríguez llamó a la población a quedarse en casa ante lo que parece el inicio de una tercera ola de Covid-19.

A través de sus redes sociales, el mandatario estatal compartió las nuevas restricciones y recomendó evitar salir de casa de no ser estrictamente necesario.

Aun si se completó el esquema de vacunación, subrayó, la posibilidad de resultar contagiado sigue latente.

“La salud de los nuevoleoneses siempre será la prioridad para nosotros”.

“Seamos responsables y sigamos las medidas de prevención contra el COVID-19, o bien, quedémonos en casa si no es necesario salir”, puntualizó.

Al considerar la situación una Alerta Amarilla, el Consejo de Seguridad en Salud determinó bajar de 70 a 50 por ciento el aforo permitido en establecimientos comerciales, además de recortar los horarios a las 0: 00 horas.

“La sociedad tiene que entender que el virus no se ha ido, sigue ahí multiplicándose, está presente en todas partes y aún a pesar de la vacuna. La vacuna no es la seguridad de que no te vas a contagiar, las vacunas reducen las posibilidades que puedas ponerte grave”.

“Nuestro sistema hospitalario es fuerte, pero no invencible. Les pido a los ciudadanos de Nuevo León  sean responsables; sobre todo a los que tienen negocios, sean estrictos. Muchos negocios sufrieron el año pasado, no provoquemos eso otra vez”, agregó.