Debuta México en la Copa Oro en medio del grito homofóbico, que paró el juego en un par de ocasiones

En un duelo accidentado tras la temprana lesión de Hirving Lozano, jugador que tiempo después se reportó como estable y recuperándose en un hospital, fallando una innumerable cantidad de jugadas de gol, y esto aunado a que se suspendió parcialmente el partido por los gritos homofóbicos suscitados en las tribunas del inmueble en el debut de México ante Trinidad y Tobago, el conjunto mexicano igualó con la escuadra centroamericana a cero goles en su debut dentro de la Copa Oro.

No hubo triunfo mexicano en el debut de los antes citados y esta situación en gran parte ocurrió así por las inmensas fallas de gol que tuvo el equipo mexicano y por la falta de empatía de la afición mexicana en el inmueble estadounidense, esto debido a que nunca lograron comportarse y en dos ocasiones, cuando México buscaba ese gol para ganar el partido, tuvo que suspenderse de manera parcial el encuentro por el grito homofóbico y esto cortó ritmo a la Selección Mexicana de Gerardo Martino.

En lo que respecta al encuentro, al inicio del mismo, el jugador Hirving Lozano tuvo que salir de cambio luego de que sufriera un duro golpe en una jugada futbolera con el arquero trinitario y el árbitro no marcara penal en favor de México, siendo que esto desconcertó al convocado nacional y el Tricolor de Martino de manera apurada buscó el 1-0 en reiteradas ocasiones y en jugadores como Rogelio Funes Mori, Jesús Corona, Héctor Herrera y Erick Gutiérrez, pero el balón simplemente no quiso entrar.

Ya en la segunda mitad, al 52 de acción, Rogelio Funes Mori bajó el balón con el pecho y remató a gol, pero el guardameta salvó el 1-0 tras una gran atajada, siendo que esto solo motivó más al equipo mexicano para que fueran por el gol del triunfo, pero los gritos homofóbicos cuando el arquero de Trinidad y Tobago despejaba se hicieron presentes y el colegiado suspendió parcialmente hasta en dos ocasiones el partido, primeramente al 86′ y luego después del 90′.

Después de que se suspendiera parcialmente el partido en la primera ocasión, Rogelio Funes Mori había marcado el 1-0 al minuto 90, pero un fuera de lugar de Jesús Gallardo impidió que México ganara el compromiso y tiempo después volvió a suspenderse el encuentro por el grito homofóbico, situación que solo causó una desconcentración total en el cuadro azteca y éstos se vieron frustrados de no marcar el tanto de la victoria.

Al final, Funes Mori tuvo el 1-0 al 96′ pero el arquero trinitario tapó el intento del delantero azteca y después Luis Rodríguez cortó un avance con peligro de la Selección Nacional de Trinidad y Tobago, siendo que esto significó que el encuentro finalizara sin goles y con la polémica total de que si continúan los gritos homofóbicos en los campos de juego y estos suceden por parte de la afición mexicana, la FIFA posiblemente pueda sancionar a México próximamente y esto significaría que el Tricolor pueda no jugar el Mundial de Qatar 2022 si el máximo ente rector del futbol mundial les da un castigo ejemplar.

Con este resultado, México se conformó con un punto en su debut en Copa Oro y volverán a la actividad cuando en su segundo encuentro enfrenten a Guatemala, esto el próximo miércoles 14 de julio en punto de las 20:30 horas de la noche.