Considerada como los 40 días más calurosos del año, la canícula entró a Nuevo León.

La Comisión Nacional del Agua alertó a la población sobre temperaturas por encima de los 40 grados centígrados y un “calor abrasivo”.

El fenómeno natural comienza unas semanas después del solsticio de verano, y se prevé que culmine a finales de agosto.

“La canícula es el aumento de temperaturas, disminución de lluvias, y tiempo atmosférico mayormente estable causado por sistemas de alta presión”.

“Es una reducción de lluvias que generalmente ocurre en los meses de julio a agosto, esto debido a la presencia de sistemas de alta presión en la altura, los cuales provocan que se tenga una reducción en las precipitaciones y un incremento en las temperaturas”, se informó.

Sin embargo, no es un hecho que dure exactamente 40 días, pues se puede acortar a unas semanas o extenderse un poco más, incluso hasta el mes de octubre.

Asimismo, se estima que los valores arriba los 40 grados se presentan desde el mes de abril, pero si es el lapso de tiempo en el que menos precipitaciones hay.

“Climatológicamente en Nuevo León las temperaturas más altas se presentan en el mes de abril, las cuales han llegado a récord de hasta 45º a 48ºC, mientras que en julio y agosto es muy raro que suba de 40ºC; lo que sí es que el promedio de temperaturas máximas es más alto en julio y agosto”.

Entre las recomendaciones está el tomar agua constantemente y estar alertas ante cualquier síntoma de deshidratación, evitar la exposición prolongada al sol,uso de ropa ligera, protector solar, sombrillas, gorras, sombreros y lentes de sol para la protección.

Además de mantener la casa fresca, poner cortinas en ventanas, colgar toallas húmedas para enfriar el aire, no dejar a niños y animales al interior de autos estacionados, tomar duchas o baños fríos, así como evitar beber alcohol, bebidas con cafeína y mucha azúcar.