El cuerpo quedó en la recepción del negocio denominado Tory Beauty Spa, donde tenía varios años trabajando

Un empleado de un negocio de Spa ubicado en el sector de Cumbres, fue ejecutado de un balazo en la cabeza mientras platicaba con una recepcionista.

El hombre solo se dedicaba a realizar mantenimiento al establecimiento, por lo que no tenía contacto con los clientes, en su mayoría del sexo femenino.

Hasta el momento se desconoce cual podría ser el móvil del crimen, ya que esta persona no contaba con antecedentes penales.

El ataque fue reportado alrededor de las 14:10 horas, afuera de un Spa ubicado en la calle Paseo de la Cima y Penélope, en Cumbres segundo sector.

Aunque el ahora occiso ya fue identificado por las autoridades, estos no dieron a conocer sus generales.

El ahora occiso era una persona del sexo masculino, de complexión robusta, piel aperlada y baja estatura.

Mencionaron que en ese momento esta persona vestía bermuda de mezclilla, playera negra y tenis azules.

El cuerpo quedó en la recepción del negocio denominado Tory Beauty Spa, donde tenía varios años trabajando.

Las autoridades mencionaron que hasta el momento se descarta el robo como el móvil del asesinato, pues el asesino nunca le pidió sus pertenencias.

Según la versión de testigos, a la sala de Spa entró un hombre de unos 35 años de edad, quien se fe directamente sobre el empleado.

Mencionaron que le disparó en dos ocasiones en su tórax y luego lo remató con un balazo en la zona occipital.

Al lugar de los hechos llegaron paramédicos de la Cruz Roja, pero el hombre estaba ya sin vida, pues la última bala acabó con su existencia.

En el lugar se concentraron policías de Fuerza Civil y agentes ministeriales para iniciar las indagatorias.