Ante las altas temperaturas, las presas de Nuevo León siguen a la baja, principalmente la de Cerro Prieto.

Según cifras de la Comisión Nacional del Agua, la situación es tal que el envase localizado en Linares se encuentra apenas a un 14 por ciento de su capacidad, con 42.571 millones de metros cúbicos por segundo. Cantidad que se prevé siga en descenso derivado de la evaporación por los intensos calores, agotando reservas en próximas semanas.

En un escenario más favorecedor, la Presa El Cuchillo registra 619 millones 215 mil metros cúbicos por segundo, a un 55 por ciento de su capacidad, casi un 5 por ciento más que en semanas anteriores; y La Boca 27 millones 380 mil metros cúbicos por segundo, a un 78 por ciento y diez puntos porcentuales adicionales.

Como medidas emergentes para garantizar el vital líquido, se trabaja en la instalación de equipo de bombeo y retiro de medidores de agua potable en parques y jardines.

Además de la modulación en presiones en la red de distribución de agua potable, reparto de agua en pipa en municipios no metropolitanos, y sanciones a usuarios por mal uso del vital líquido.

Gerardo Garza, director de Agua y Drenaje de Monterrey, informó que en próximas semanas se procederá con la reducción de presión durante la noche, en un horario de 11:00 a 5:00 horas.

El director también llamó a la población a cuidar del vital líquido, no regar jardines y banquetas, no lavar el carro con la manguera, cerrar la regadera mientras te enjabonas, entre otras.