Por unanimidad, el pleno del Congreso del Estado aprobó la nueva Ley de Educación para el estado en donde contempla abatir el histórico rezago educativo y la deserción escolar

La reforma aborda elementos como la incorporación del capítulo específico para la educación a distancia en caso de emergencias sanitarias o desastres naturales.

Propone como cupo máximo 30 alumnos por aula, así como la contratación de un psicólogo en planteles de educación básica y media para atender la salud mental de los alumnos, ante el repunte de casos de depresión y ansiedad por el encierro.

Al avalar la ley, los diputados establecieron candados para impedir la discriminación y garantizaron la educación para alumnos superdotados y también para quienes tengan alguna discapacidad.

“No es una ley a modo de nadie, porque la educación inicial, les guste o no les guste a algunas personas, la educación inicial es un derecho y la educación superior es un derecho desde el 19 de mayo de 2019″.

“Este derecho se tiene que incorporar en todos los estados de nuestro país y Nuevo León no debe de ser la excepción”.

“El Gobierno estatal y los municipios habrán de coordinarse con el federal a fin de invertir los recursos necesarios para planear, operar y evaluar los servicios educativos, así como para erradicar el analfabetismo, la deserción escolar y las prácticas de discriminación, señalo la diputada Guadalupe Rodríguez Martínez.

Otros detalles importantes que tiene la ley es que ofrece las escuelas para padres y madres a fin de dar mejor atención a niñas y niños.

Reactivar las escuelas de tiempo completo de nivel básico y suministro alimentos nutritivos.

Implementa medidas de protección por contingencia sanitaria y establece la alerta atmosférica ante pobres niveles en la calidad del aire.

Fomenta estilos de vida saludable y prohíbe alimentos chatarra y bebidas energizantes, crea centros de desarrollo infantil, albergues, internados y planteles de educación inicial como los Cendis.

Establece las categorías docentes en el nivel inicial, preescolar, primaria y secundaria, otorga becas a educandos en condiciones socioeconómicas que les impidan educarse.

“La Ley obliga a las autoridades educativas estatales y municipales a cumplir, como nunca antes, con el interés superior de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en su derecho y en su obligación a la educación universal, inclusiva, pública, gratuita y laica”, expuso la legisladora del Partido del Trabajo.

La ley que consta de 202 artículos y 9 transitorios, garantiza también recursos suficientes para la operatividad de los Cendis, ya sea del Estado o de la Federación.

LA  AVALAN LOS SINDICATOS

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación apoyó la Nueva Ley de Educación para el estado de Nuevo León.

Los Secretarios Generales de las Secciones 21 y 50, Guadalupe Adolfo Salinas Garza y José Luis López Rosas dijeron que la reforma revalora la labor del maestro como agente activo en la enseñanza de los alumnos.

Ambos dirigentes magisteriales estuvieron presentes en la lectura del dictamen durante la Sesión Extraordinaria llevada a cabo este martes.

Al ser entrevistado, Salinas Garza señalo que el resultado de la nueva ley fue muy favorable y satisfactorio.

Lo anterior al señalar que se establecen en el contenido de la ley derechos y obligaciones de los maestros que imparten en la enseñanza en los planteles públicos.

Pero a la vez, se define la forma en que el gobierno, a través de la Secretaría de Educación como la parte patronal, deberá cumplir con los contratos colectivos y de prestaciones para el magisterio.

“Es una ley que esta armonizada con la ley general de Educación (Federal) y fundamental con los derechos que deben tener nuestros alumnos, se puede garantizar una educación de excelencia”.

“Hoy el artículo tercero constitucional, la ley general de educación y las leyes secundarias, han revaluado la labor del maestro”.

“Esta nueva ley representa un gran beneficio para toda la sociedad de Nuevo León, pero sobre todo para el magisterio que habíamos estado trabajando con una serie de iniciativas y propuestas que presentamos a los diputados”, añadió José Luis López Rojas.

Destacó que armonizaron algunas reformas para poder aterrizar los beneficios sociales de los trabajadores de la Educación a nivel federal, para ser aplicadas a nivel estatal.

Esto con el único fin de cubrir algunas lagunas laborales que se aplican en el Gobierno Federal, y que en Nuevo León se desconocían.