Los salones de eventos, bodas, 15 años, las quintas, bares, antros y table dances son los giros y eventos que revisará ahora la Secretaría de Salud en Nuevo León, en busca de comprobar que estén cumpliendo con los protocolos sanitarios.

Así lo dio a conocer Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud, tras los operativos realizados en establecimientos de Guadalupe y San Nicolás, además de una revisión en casinos y restaurantes.. 

De la O Cavazos advirtió que estarán muy atentos a que se cumplan las disposiciones sanitarias por ello, los establecimientos que no las lleven a cabo, serán sancionados y clausurados. 

«Vamos a revisar salones de eventos, bodas, 15 años, tables, bares, quintas», indicó.

En las revisiones se busca que los establecimientos tengan personal en la entrada de los establecimientos para que revise a los clientes, que cuente con termómetro y gel, además de que se respeten los horarios y el aforo permitido.

El secretario de salud señaló que en las supervisiones realizadas, vio que aún hay establecimientos que tienen tapetes sanitizantes, los cuales no sirven para nada y a veces hasta generan accidentes.

ACATAR PROTOCOLOS

En tanto, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón llamó a la población a no ingresar a lugares en los que no se acatan los protocolos.

A través de sus redes sociales, el mandatario estatal conminó a reforzar las acciones de prevención, dado que la tercer ola del virus es mucho más agresiva que las anteriores y, a diferencia de meses atrás, afecta principalmente a jóvenes y adultos de entre 25 y 44 años de edad.

Las reuniones o fiestas, dijo, pueden esperar un tiempo más, permaneciendo en casa el mayor tiempo posible; en tanto que los aforos permitidos en comercios son del 50 por ciento con cierre a las 0:00 horas.

«Ante el aumento de casos de Covid-19, hospitalizaciones y pacientes intubados, estaremos siendo más enérgicos en vigilar que los establecimientos abiertos cumplan las medidas preventivas; y, de ser necesario, en las sanciones a quienes no las sigan», subrayó.

«No podemos dar marcha atrás a la reapertura económica por ahora. Ustedes saben que los establecimientos no deben estar a más del 50 por ciento de su capacidad. Si salen a un lugar y ven que está muy lleno, no entren».

LAS IGLESIAS

Dado el incremento de casos Covid-19 en el Estado, la Arquidiócesis de Monterrey anunció la reducción del aforo de sus iglesias al 30 por ciento a partir del domingo 1 de agosto hasta nuevo aviso.

El arzobispo Rogelio Cabrera López, calificó de necesaria dicha decisión.

«Invito a todos los párrocos, rectores y administradores parroquiales a estar muy atentos para que se sigan cumpliendo los protocolos de salud establecidos anteriormente, especialmente la sana distancia, el uso del cubre bocas, la toma de temperatura, la sanitización adecuada de nuestros templos después de cada celebración», mencionó Cabrera López.