Con al menos 46 reportes más en el último mes, las desapariciones en el tramo Monterrey, Nuevo Laredo, también llamado tramo del terror, continúan.

Elementos de Nuevo León y Tamaulipas mantiene un operativo de vigilancia para reforzar, por tierra y aire, la presencia policiaca en las vías a Laredo y Nuevo Laredo.

Ante los múltiples casos de personas desaparecidas, autoridades de ambas entidades acordaron abanderar a los automovilistas, realizar reconocimientos aéreos y establecer bases de operaciones mixtas.

La idea es evitar todo tipo de episodios de violencia, luego que la guerra entre cárteles arreció en la frontera.

«Se acordaron diversas acciones para brindar mayor seguridad a los ciudadanos que circulan por la vía federal 85 Monterrey-Laredo».

«Parte de las acciones que ya se realizan por ambas autoridades en el operativo en la carretera 85 y la autopista 85, es el abanderamiento carretero de manera en que todos los grupos de vehículos circulen seguros sobre estas vías».

 «Se apostarán grupos policiales en diversos tramos carreteros además de reconocimientos aéreos armados», informó el gobierno de Nuevo León.

De manera adicional se efectuarán patrullajes en brechas aledañas a las carreteras.

EXIGEN SU REGRESO

Se estima que más de 50 personas han desaparecido en la vía, sin que se conozca el paradero de la mayoría de ellas.

Familiares de las víctimas exigen la intervención de las autoridades para dar con su ubicación e impedir que escenarios de este tipo se sigan presentando.

Participan también elementos de la SEDENA, Guardia Nacional y la Fiscalía del estado.

Las unidades aéreas de Fuerza Civil y SEDENA estarán en vigilancia permanente en esta zona.

Cabe destacar que todas las autoridades trabajarán en conjunto las 24 horas del día, con estrecha coordinación para brindar seguridad a la población de ambos estados.

Asimismo, tras sostener una reunión de trabajo, autoridades de Tamaulipas y Nuevo León acordaron con familiares de personas desaparecidas en el tramo Monterrey-Nuevo Laredo una serie de acciones coordinadas para la pronta localización de sus seres queridos.

Los afectados partieron de la Explanada de los Héroes en un autobús custodiado por elementos de Fuerza Civil y Guardia Nacional rumbo a Ciudad Victoria, donde fueron recibidos poco después de las  13:00 horas por el fiscal Irving Barrios Mojica.

Durante tres horas, en las instalaciones de la Fiscalía de la vecina entidad, 13 familias expusieron sus casos pues aunque las autoridades aseguran que sólo se tiene el reporte de 43 desapariciones, el Colectivo Todos Somos Uno aseveró que sumaban 111.

Independiente de dónde sucedieron los hechos, aseguró Barrios Mojica, se trabajará en conjunto para dar con el paradero de cada uno de ellos.

Como primera acción, dijo, todas las carpetas de investigación iniciadas por este motivo serán trasladadas a las oficinas centrales para la continuidad del desarrollo de las investigaciones, además de realizar mesas de trabajo para la revisión y explicación de los expedientes.

«Nunca ha sido la intención ver esto de como aventarse la bolita o estar echando responsabilidades, lo que nosotros hacemos es tratar de garantizar el derecho a la justicia que tienen todos ustedes y que este tipo de actos no sigan sucediendo», aseveró.

Reuniones presenciales o vía remota, con el Comisionado Estatal de Búsqueda de Tamaulipas para análisis de contexto, mapeo, y definición de los lugares y herramientas de búsqueda, es otra de las acciones.

Además de continuar a la brevedad posible con los operativos de búsqueda en los lugares relacionados con las desapariciones, con apoyo y acompañamiento de elementos del Ejército Mexicano y Guardia Nacional; y hacer del conocimiento a las víctimas indirectas la información del hallazgo de evidencias en las búsquedas.

Es de destacar que la Comisión de Búsqueda de Personas de Nuevo León, y la Comisión de Víctimas de Tamaulipas, se reunirán con los familiares de las personas reportadas como desaparecidas, y recabarán los formatos necesarios para proporcionarles el apoyo integral a que tienen derecho, proporcionando las instalaciones para ello.

«La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas refrendó su compromiso de trabajar en coordinación para la localización de las personas desaparecidas o no localizadas, el esclarecimiento de los hechos y protección de los derechos a las víctimas y sus familiares».

Fue el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quién gestionó la reunión ante su homólogo de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

También estuvieron presentes María Balderas Rodríguez, Comisionada Estatal de Búsqueda de Personas; Luis Orozco Suárez, Vicefiscal del Ministerio Público, y Rodolfo Salinas de la Peña, Fiscal Especializado en Personas Desaparecidas.

Se incumplen acuerdos

Ante el incumplimiento en los acuerdos de búsqueda de personas desaparecidas en el tramo Monterrey-Nuevo Laredo, familiares de las víctimas se manifestaron nuevamente para exigir se indague el paradero de sus hijos, hermanos y esposos.

Desde tempranas horas, los afectados comenzaron su arribo a la denomina Plaza de los Desaparecidos, en el cruce de Zaragoza y Washington, al centro de Monterrey, donde colocaron las mantas de identificación de sus seres queridos, que al momento suman 157.

De no recibir una pronta respuesta, advirtieron, irán directamente con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pues, aunque existen operativos de seguridad en la llamada vía del terror, las desapariciones continúan día con día, sin avances en las investigaciones.

«Cuando fuimos a Ciudad Victoria se llegó a un acuerdo con la Fiscalía, acuerdos que hasta el día de hoy no se han cumplido, de todos los acuerdos que llegamos ninguno se ha cumplido», refirió Juana María Prado.

«Hay gente que viene de Altamira (Tamaulipas) para ser escuchada…hay 157 casos, el más reciente fue el día 15 de julio, y hay gente que tienen hasta tres años desaparecida».

«Creo que si las autoridades le pusieran más empeño a su trabajo, ya los hubieran encontrado, pero ahorita las investigaciones están paradas porque están de vacaciones», puntualizó.

Se prevé que en dos semanas los familiares viajen a la Ciudad de México para llevar la problemática ante el mandatario federal.

Lo anterior toda vez que las autoridades de Tamaulipas, siguen omisas.

«Nosotros si pediríamos al presidente que si nos hace el favor de voltear a vernos, a escucharnos, y de ponerse en el lugar de nosotros».

«Que él nos ayude a poder ir a México o que nos haga el favor de poder venir a Monterrey«, agregó Margarita Tolentino, madre de los hermanos Tolentino.