El Tec de Monterrey se enfrentó a las críticas y comentarios negativos tras la aprobación de un grupo estudiantil antiaborto

El Tecnológico de Monterrey está envuelto en el escándalo tras darse a conocer que aprobaron un grupo estudiantil provida.

Esta situación fue dada a conocer el pasado 3 de septiembre cuando la agrupación estudiantil «Vitae» rindió protesta para poder funcionar dentro de la institución.

«Vitae» se caracteriza por hablar de la dignidad humana y «promover la vida humana desde la fecundación hasta la muerte», lo que se ha traducido como ideas antiaborto.

Ante las características de dicho grupo estudiantil, las críticas sobre la postura ideológica del grupo estudiantil «Vitae» no dejaron de aparecer en redes sociales.

«Vitae» argumenta que su registro en el Tec de Monterrey es válido al igual que el de otros grupos en defensa de la comunidad LGBT+ o por los derechos de las mujeres.

Una de las personalidades clave de «Vitae» es la estudiante Cynthia Canales, quien en sus redes sociales se ha manifestado totalmente antiaborto.

Canales asegura en su cuenta de Twitter que este grupo estudiantil en el Tec de Monterrey es una manifestación y apertura a la diversidad de ideas.

Ante ello y el pensamiento que este grupo defiende, grupos de índole a favor del aborto han mostrado su inconformidad ante la creación de «Vitae«.

Algunos grupos del Tec de Monterrey han publicado mensajes del grupo provida, los cuales consideran como desinformación y privación a los derechos de las mujeres.

La respuesta del Tec de Monterrey ante la polémica

Tras el considerable choque de ideas entre los grupos estudiantiles, el Tec de Monterrey lanzó un comunicado para explicar la aprobación de ‘Vitae‘.

En el informe, la institución educativa aseguró que la principal idea de la universidad es la dignidad humana y los derechos humanos.

Por lo anterior, el Tec de Monterrey reiteró su compromiso por mejorar, fortalecer y corregir el proceso de adscripción de los grupos estudiantiles.

Ante la polémica de «Vitae» la institución dijo estar comprometida en revisar la misión, visión, plan de trabajo, voces públicas y valores para corroborar su congruencia.

«BUSCAMOS SER UNA INSTITUCIÓN INCLUYENTE Y COMO TODA UNIVERSIDAD, SER UN ESPACIO DONDE SE DIALOGUE EN TORNO A LA GRAN DIVERSIDAD DE IDEAS», INDICÓ EL COMUNICADO

Por otro lado, el Tec de Monterrey insistió en que los grupos deben apegarse a los principios de la institución para respetar los derechos humanos de todos.

El comunicado fue firmado por la vicepresidenta de Inclusión Impacto Social y SostenibilidadInés Sáenz y por Juan Pablo Murra, rector del Tecnológico de Monterrey.

Debido al mensaje en el texto, la comunidad estudiantil despotricó en contra de las autoridades de la universidad, acusándolos de aceptar al grupo «Vitae«.