El presidente López Obrador informó que un joven perdió la vida, tras el sismo de 7.1 grados que se registró en Acapulco, Guerrero.

El sismo de magnitud 7.1 grados en la escala de Richter que se produjo ayer en Acapulco, Guerrero, provocó la muerte de un joven motociclista y algunos derrumbes en la entidad; sin embargo, no hay daños mayores, de acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo informó que esta mañana habló con el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, y le notificó que no hubo cierres carreteros; pero sí se suspendieron los vuelos.

Asimismo, agregó que no hay indicio de que las mareas aumentaran en la costa de Guerrero y destacó que no se registraron afectaciones graves en Puebla, Oaxaca, Tlaxcala, Morelos y en la Ciudad de México. 

El primer mandatario señaló que continúan los trabajos para restablecer el sistema de energía eléctrica. También mencionó que siguen las réplicas de baja intensidad, sobre todo en Guerrero, y resaltó que las alertas sísmicas sirvieron.

Aunado a ello, afirmó que todas las instituciones del gobierno federal siguen pendientes y estarán atentos para actuar ante cualquier emergencia.

«Tenemos que enfrentar adversidades y salir adelante por nuestras culturas; por nuestro pueblo que es mucha pieza. Nunca nos quitan el derecho a la esperanza», manifestó.