El presidente de Junta de Conciliación y Arbitraje del Estado, Ernesto Romero Campos, lanzó durante la mesa de transición una advertencia al gobierno entrante sobre los próximos cambios que se prevén con la Reforma Laboral.

Romero Campos, dio a conocer que a partir del  1 de mayo del 2022 entrará en vigor la reforma laboral, donde ahora el Centro de Conciliación, será el encargado de recibir las demandadas interpuestas en la entidad.

«Los expedientes que se queden en mayo del 22 la Junta se los va a tener que terminar en el estado en el que se encuentren», mencionó Romero Campos.

«El esquema va a cambiar, ahora para que tú puedas demandar, forzosamente tendrás que acudir al Centro de Conciliación, pedir tu cita, hay  un periodo de 40 días que va a ser vigilado y si en ese proceso no se te solucionado pasas a una comparecencia para poder acudir al juzgado», recalcó.

Asimismo, dio a conocer que a partir de octubre del presente año el Centro de Conciliación federal tendrá que ver todos los temas colectivos que involucren los sindicatos, mientras que el estatal se encargará solo de dar citas.

En tanto, enfatizó que la Junta de Conciliación y Arbitraje de Nuevo León se quedará solo con los conflictos que puedan surgir.

Por otro lado, adelantó que una vez que entre en vigor la reforma se tendrá que reducir la plantilla de empleados que laboran actualmente.

Concluyó, mencionando que de septiembre del año pasado al último día de agosto de este año, se pudieron solucionar 88 mil 632 demandas individuales.