El exdiputado era compadre del exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia; quien se encuentra preso en Estados Unidos por narcotráfico. Ambos son presuntos responsables de secuestrar a un hombre y obligarlo a vender un inmueble.

La Fiscalía General de Nayarit vinculó a proceso al exdiputado Carlos Saldate por su presunta responsabilidad en la comisión de los delitos de amenazas graves y secuestro.

De acuerdo con la institución, el exdirigente transportista presuntamente cometió los ilícitos en agravio de una persona de sexo masculino junto con el exfiscal Edgar Veytia. Ambos exfuncionarios trasladaron a la víctima a las instituciones de la Fiscalía y ahí lo obligaron a vender un inmueble ubicado en Tepic.

El Agente del Ministerio Público reunió las pruebas suficientes para que la autoridad judicial dictara auto de vinculación a proceso. Además, el juez de control dictó las medidas cautelares de prisión preventiva oficiosa y un plazo de tres meses para el cierre de las investigaciones complementarias.

Las autoridades trasladaron a Saldate al CEFERESO número 4 “El Rincón”, pues tiene otra causa penal.

La víctima indicó que el imputado lo llamó en varias ocasiones, a finales del 2012, y le indicó que era de parte de «su compadre» Veytia. Por teléfono le insistió para que le vendiera un terreno de su propiedad; sin embargo, la víctima le expresó que no podía hacerlo porque el inmueble era de sus padres.

Carlos no aceptó la respuesta. Por lo que siguió insistiendo, incluso amenazó a la víctima. En enero de 2013, el exdirigente transportista lo citó en las instalaciones de la Fiscalía para hacer la transacción, pero el ofendido se negó.

Lo que provocó que Veytia, que en ese entonces era subprocurador, se comunicara con la víctima el 21 de marzo del mismo año para hacerle saber que pasarían por él para llevarlo a la Fiscalía. El exfuncionario le indicó que si no aceptaba, mandaría por su mamá.

Ese día, entre las 11 y el medio día lo recogió una camioneta para trasladarlo a la institución y privarlo de su libertad. Ahí lo obligaron a vender el terreno.

Veytia se encuentra preso en Estados Unidos; pues fue sentenciado a 20 años en prisión por narcotráfico. En Nayarit también lo responsabilizan de otros delitos, incluso de lesa humanidad.