La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó este sábado que el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, asistirá a los festejos por el 211 aniversario de la Independencia de México, aunque aún se están coordinando con la Presidencia los detalles como la duración y actividades durante su visita a nuestro país.

Sin embargo el expresidente Felipe Calderón estalló en indignación por invitar a quien él considera “un dictador”, dando por sentado que absolutamente todos los mexicanos deberíamos compartir su visión, ya que el político panista considera “inaceptable” que se haya invitado al mandatario cubano.

“Es inaceptable el protagonismo en las fiestas del bicentenario de la consumación de la independencia de un dictador que encierra a decenas de ciudadanos cubanos”, arremetió el expresidente, por lo que ironizó que en el día de los Niños Héroes, que representa la lucha contra el extranjero, se diera la palabra a un extranjero.

Con ésta serán tres ocasiones en que Díaz-Canel se encuentre con el Presidente Andrés Manuel López Obrador desde su toma de posesión. La primera vez fue en 2018, cuando asistió a su toma de posesión y la segunda fue en 2019, cuando realizó una visita oficial y sostuvo un encuentro en Palacio Nacional con el mandatario mexicano en el que hablaron sobre cooperación para el desarrollo.

Quizá su ofuscación sea más porque esta visita se da en el contexto de la cumbre de 33 jefes de estado o ministros de relaciones exteriores que participarán en la VI Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a celebrarse el 18 de septiembre en la Ciudad de México.