El presidente López Obrador aseguró que el gobernador de Sinaloa no debe renunciar al PRI para integrarse al gobierno federal como embajador; pues forma parte de sus derechos políticos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, no tiene que renunciar al Partido Revolucionario Institucional (PRI) para integrarse al gobierno federal como embajador de México en España porque forma parte de sus derechos políticos.

Asimismo, adelantó que invitará a más gobernadores y funcionarios que están por dejar sus cargos, incluidos algunos del Partido Acción Nacional (PAN), para que se integren a su gabinete.

Durante una reunión con medios de información en la entidad, el primer mandatario dijo que México tiene buenas relaciones con España, pero aspira a que mejoren y se restablezcan.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ayer informó en un comunicado que el jefe del Ejecutivo propuso a Quirino como embajador e indicó que se presentará la propuesta al gobierno del país europeo para solicitar el beneplácito, conforme a las normas diplomáticas internacionales. Posteriormente, señaló que se enviaría al Senado para su análisis y dictaminación de acuerdo a lo dispuesto en la Constitución y las leyes aplicables.

La dependencia agradeció a María Carmen Oñate Muñoz por el trabajo que desempeñó al frente de la representación mexicana. La funcionaria anunció hace unos meses que se iba a retirar, tras 42 años en el servicio diplomático.