El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García, presuntamente utilizó una empresa de José Adrián Parrilla Correa, integrante del Cártel de Los Zetas, para financiar su campaña electoral, de acuerdo con Breitbart Texas.

El gobernador electo de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, está presuntamente ligado a José Adrián Parrilla Correa, un distribuidor de drogas del Cártel de Los Zetas.

La Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) investigan al senador de Movimiento Ciudadano, junto con algunos de sus familiares, por presuntamente utilizar fondos ilícitos durante su campaña como candidato para gobernador.

Breitbart Texas reveló que una de las empresas que supuestamente se utilizó para lavar fondos fue Servicios y Asesorías Zulamak; la cual es propiedad de Parrilla Correa y Javier Guadalupe Castañeda Puente es el segundo accionista, ambos tienen antecedentes criminales.

Además, el padre del gobernador electo, Samuel Orlando García Mascorro, figura en varias investigaciones de México y Estados Unidos por ser presunto prestanombres del exjefe del Cártel del Golfo, Gilberto «El June» García Mena, y «desfalcar sus propiedades y cuentas».

Uso de empresas fantasma para financiar campañas electorales

El medio estadounidense accedió a expedientes de la FGR y de la UIF; en los que encontró que la personalidad comercial de los propietarios de Servicios y Asesorías Zulamak S.A. de C.V. es ficticia. Esto se debe a que la sede corporativa no es un edificio lujoso, sino una casa de bajos ingresos en un barrio de Monterrey, Nuevo León, identificado como 10 de marzo y está cerca de donde vivía Padilla Correa.

Ese barrio es considerado como uno de los más peligrosos del municipio por su alto nivel de incidencia delictiva y narcotráfico. La empresa tiene el número de registro SAZ160112590, el número de expediente estatal es 157987 y el número de incorporación es A201601111536104525.

Además, la FGR y la UIF también investigan a una segunda empresa. Se trata de Grupo Renok S.A. de C.V. porque presuntamente utilizó recibos y facturas para servicios y bienes. Sin embargo, la compañía no tiene capacidad operativa; ni cuenta con empleados o el equipo necesario.

La investigación de ambas dependencias está enfocada al uso de empresas fantasma para lavar dinero y enviarlos a campañas electorales de figuras políticas. Otro de los posibles implicados es el suegro de Samuel García, Jorge Gerardo Rodríguez Valdez, porque podría ser responsable de usar Zulamak para mover fondos.

El pasado de Parrilla Correa

José Adrián Parrilla Correa, dueño de Servicios y Asesorías Zulamak S.A. de C.V., tiene antecedentes penales; pues su «carrera delictiva» inició en 2012 con arrestos menores por cargos de distribución de drogas a nivel local. En una de sus detenciones confesó ser distribuidor de drogas para el cártel de Los Zetas y fue condenado por cargos federales, pero evitó ser encarcelado con servicio comunitario.

En 2014 lo volvieron a arrestar y recibió una condena por su responsabilidad en el robo violento de una pequeña cantidad de efectivo. También lo detuvieron en 2016 en el barrio 10 de marzo, lugar donde está registrada la empresa Zulamak, por posesión de drogas,

Parrilla Correa fue asesinado en 2019 por un sicario que le disparó cerca de su casa. Su asesino fue condenado a 25 años de prisión.