Por Obed Campos

¿Por qué Jessica y no Anylú..?

La novela por entregas morenista en Nuevo León, con más tintes de opereta chafa, está más de miedo, como si la hubiera escrito algún émulo charro de Alfred Hitchcock (algún guionista de Kalimán o de “Sensacional de terror”) pero cuyo final está en las manos y la voluntad de lo que haga o deje de hacer Minerva Citlalli Hernández Mora, secretaria general del partido lopezobradorista, o la mera mera del CEN morenista.

Los que saben del tema ven que Hernández Mora, allá en el Olimpo en que a veces quieren convertir al ex Distrito Federal, es la única persona en el mundo mundial y en el universo que puede poner orden a esta loca rebeldía local que tras bambalinas todos sabemos esta orquestada por Waldo Fernández, Berta Puga y Horacio Flores.

Hernández Mora no solamente puede tronar los dedos y poner un hasta aquí, sino que debe de hacerlo, porque Jessica Martínez y el junior Waldo solamente han convertido al capítulo Morena Nuevo León en una tremenda vergüenza, ya que se les olvida que desde su fundación en el 2014, el grupo encabezado por Mario Fernández no llega a más de 50 adictos en esta tierra del cabrito, las cheves heladas en hielo y la carnita asada de jueveves, bebeviernes, sábadabado… Bueno, y a veces, domingo de resurrección.

Y es que hay que subrayar que no hay nada bueno que recordar de los 9 diputados que llegaron hace tres años por el AMLO/Partido al Congreso de Nuevo León, puras penas ajenas y francamente sólo se salva el joven guadalupense Armando Torres, quien simplemente estuvo perdido entre tantas burradas del resto de sus compañeros dirigidos por Ramiro González, quien, también a la mala, no hay que olvidarlo, apuñaló por la espalda a Claudia Tapia.

Y hablando de plurinominales morenistas anteriores, vergüenza es señalar que ambos dejaron la bancada. Bony de la Garza se fue con Movimiento Ciudadano y Claudia Tapia, como ya recordé, se volvió morenista independiente.

Y el que salió ganando fue el gobernador Jaime Rodríguez.

Debe de ser por eso que cuando nombraron coordinadora la exigua bancada morenista a la joven Anylú Bendición Hernández, quien, hay que subrayar, sí llegó por sus votos a la diputación, esto generó esperanza entre mucha gente regia y sobre todo morenista ya que el trabajo partidista de la joven política ha sido limpio y de mucho impacto entre los jóvenes dado que a sus 28 años de edad fue ya dirigente juvenil y que fue la única que, como dije, ganó por mayoría su distrito.

Nada más un detalle: a Anylú le faltó malicia y jamás imagino que a Waldo se iba a olvidar de la caballerosidad, y le iba a ganar el ego, por no ser el coordinador de la bancada y por ello movió las aguas internas para que Horacio moviera el tapete y a su discípula Jessica Martínez que de inmediato, y sin decir agua va se unió a Waldo intentando tumbar a Anylú, aprovechando que la joven no estaba en la ciudad.

Pero aquí van algunos de los puntos que pocos “no iniciados” conocen:

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque el constructor Mario Fernández es aliado de confianza de gente líder de Movimiento Ciudadano en el Estado.

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque Waldo Fernández, quien presume ser allegado de Cemex y Femsa, sabe que puede manipular mejor a Jessica.

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque Anylú realmente sí quería ser una oposición real en el Congreso e ir contra lo que afecta a la ciudadanía y no por intereses secundarios.

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque Jessica movería sus hilos de la mano de Waldo para convertirse en dos aliados de MC de forma simulada y que Anylú, siendo respaldada por el municipio fuerte morenista en Nuevo León (se llama Escobedo) jamás será un aplaudidor de Samuel García, quien le ganó la competencia a la gubernatura a su amiga Clara Luz Flores Carrales.

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque Jessica tiene mucho que perder si no les cumple a Horacio y a Waldo en lo que ocupan de ella dado que su esposo cobra en Morena estatal como capacitador y su hermano como regidor en Guadalupe.

¿Por qué Jessica y no Anylú? Porque saben que la más joven de todos los diputados tiene un ángel natural entre la gente y que Jessica y Waldo son tan insípidos que no hacen ni reír a una hiena con hambre.

Así que puedo señalar más motivos pero lo único cierto es que el Congreso le dio entrada a la petición de darle el cuartelazo a Anylú y que será la Comisión de Coordinación de Régimen Interno (Cocri) la que diga cuando hacen la reunión para ver dicho tema y resolver en consecuencia.

Viridiana Loreley Hernández, dirigente estatal de Morena, se vio rebasada por este tema y ocupa sin duda que la apoyen en México pero sobre todo evitar que su partido, de la mano de Jessica y Waldo, se vuelvan una vergüenza igual o peor que la pasada legislatura.

Y, como diría Raúl “Delasco”, aún hay más, pero no los quiero aburrir, así que léame mañana, pero antes, un solo dato:

¿Sabían ustedes quien bajó a Felipe de Jesús Cantú y metió a Waldo Fernández como diputado plurinominal?

Busquen ustedes en Escobedo y léanme mañana, para obtener la respuesta.

obedcampos@gmail.com
@obedc