La hija de la jefa de Gobierno, Mariana Imaz Sheinbaum, entró en el ojo del huracán digital al darse a conocer que recibió alrededor de un millón de pesos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, el Conacyt, de acuerdo con información de la Plataforma Nacional de Transparencia, el INAI. La hija de Claudia fue beneficiada en 2019 y 2020 con un millón 12 mil 436 pesos. ¿El concepto? “Subsidio para Capacitación para Becas”.

La noticia surge en medio de la polémica por las indagatorias de la Fiscalía General de la República en contra de 31 investigadores y científicos sobre el posible mal gasto de recursos públicos. La jefa de Gobierno de la Ciudad de México inmediatamente atajó: “No usamos influencia… ella por méritos propios consiguió un doctorado en la Universidad de California”.

Faltaba más, Beatriz Gutiérrez Müller metió el hombro por las Sheinbaum: “Todos los Posgrados Nacionales de Calidad inscritos y evaluados por Conacyt, automáticamente becan a sus alumnos en maestría, doctorado y postdoctorado. Las becas para estudiar fuera de México se concursan”.

A pesar de que ganó el concurso respectivo, y para acabar con insidias y especulaciones, Mariana tendría que rendir cuentas y ser transparente. A ver, Mariana, ¿cuánto te gastaste en pagos a choferes? ¿Cuánto en teléfonos celulares? ¿Tuviste servicio de bocadillos? Meritoria, dinos en cuáles restaurantes de lujo comiste…

Una nueva bancada, minimalista

“Con el mínimo de integrantes, los senadores del PAN, Gustavo Madero; de Morena, Germán Martínez; del PT, Nancy de la Sierra y Alejandra León Gastélum, así como Emilio Álvarez Icaza, sin partido, conformaron una nueva bancada en el Senado”, informa Milenio.

El grupo plural aspira a servir a los más vulnerables, pero no especifica qué tipo de vulnerabilidad. ¿Lucharán en pro del aborto de las mujeres vulnerables o por los derechos de la comunidad gay, por ejemplo? A Gustavo Madero no le gustó que algunos de sus compañeros se reunieran con el partido español VOX y, por su parte, Alejandra León es tránsfuga de Morena. ¿Y Germán Martínez? Pues es Germán Martínez…

Donde la puerca tuerce el rabo es en el timing: ¿están fuera de tiempo según el Reglamento del Senado y su Ley Orgánica? La presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, disipa dudas: “Ellos pueden ser, obviamente, un grupo de senadores que pueden llegar a unirse, pero no como grupo parlamentario”.

En verdad os digo que este Grupo Parlamentario Plural ni tendrá prerrogativas económicas o alguna presidencia en comisiones o, lo que es lo mismo, ni lana ni poder. Y Ricardo Monreal y Miguel Ángel Osorio Chong, al querer ser políticamente correctos con esta chiquillada, sólo le pegan al Tío Lolo.