Kristen Stewart reveló que el hecho de no ser madre le impidió conectar al cien por ciento con la Princesa Diana, a quien interpreta en su nueva película Spencer.

«Es la única parte de interpretarla por la que me sentí desleal… Necesito eso para sentirme auténtica», dijo Stewart a The Daily Mail.

A pesar de ello, la actriz pasó mucho tiempo con los actores Jack Nielsen y Freddie Spry, quienes interpretan a los príncipes Guillermo y Enrique, esto a petición del director de la película quien quería que la madre y los hijos fueran como «un animal de tres cabezas en una burbuja».

Además, describió a la princesa como una gran contradicción, pero también como intocable cuando estaba con sus hijos, quienes en el momento de la película tenían 12 y 15 años.

«Ella es como un animal salvaje al que no te atreverías a acercarte», agregó Stewart.

Spencer es la nueva película del chileno Pablo Larraín, la cual se sitúa en la Navidad de 1991, cuando se cree que la princesa finalmente tomó la decisión de separarse del Príncipe Carlos.