Angela Merkel señaló que Alemania destinará 600 millones de euros para paliar la crisis que se vive en Afganistán desde el retorno de los talibanes.  

Durante una cumbre extraordinaria del Grupo de los 20 (G-20), la canciller de Alemania, Angela Merkel, se refirió a la situación que atraviesa la población de Afganistán.

La canciller indicó que la comunidad internacional no puede ver como 40 millones
de personas se sumen al caos “porque no haya ni suministro eléctrico ni un sistema financiero”.

Merkel indicó que si el sistema financiero colapsa en Afganistán, entonces no se podrá brindar ayuda a la población.

Asimismo, se refirió sobre la vacunación contra la Covid-19, que acompañada con la
crisis que se vive en el país, ha provocado que los hospitales comiencen a saturarse y a tener escasez de insumos médicos.

Y es que, los integrantes del G-20 acordaron durante la reunión virtual que se destinaran recursos a Afganistán para paliar la situación que se vive en el país.

Afganistán se encuentra en crisis desde el retorno de los talibanes

Desde agosto en que los talibanes tomaron el poder, se solicitó a la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que coordine la ayuda internacional.

Por esa razón, Merkel indicó que Alemania destinará 600 millones de euros para ayudar a combatir la crisis que se vive en Afganistán.

Sin embargo, destacó que no reconoce el gobierno talibán debido a la exclusión que existe en contra de las mujeres.

“Por el momento debemos responder a la crisis humanitaria y eso requerirá
obviamente contactos con los talibanes, no hay alternativa”,
 señaló el primer ministro de Italia, Mario Draghi.

Asimismo, indicó que si el gobierno talibán se opone a recibir la ayuda, esta no podrá llegar a la población.

Por lo que, Draghi destacó que será la ONU quien establecerá una “hoja de ruta para proceder rápidamente” para realizar las inversiones en Afganistán.