Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La mayor parte de los problemas del mundo se deben a la gente que quiere ser importante.” // T. S. Eliot

Conociendo lo liosos, guatosos y escandalosos que son los maestros, de seguro hoy van a estar armando un sainete porque el gobierno los vacunó con dosis de CanSino y resulta que a quienes fueron inoculados con esa variante, junto con los que recibieron la Sputnik, no les permitirán entrar por tierra a los Estados Unidos a partir de noviembre.

Y van a montar la marimorena, no se quedarán callados y se logrará que el SNTE y la CNTE se unan en una sola voz y se olviden de diferencias y serán capaces de salir a las calles a protestar, aunque apenas ayer decían que tenían temor de regresar a las aulas a dar clase.

Seamos claros, desde que se dictó el cierre de la pandemia no iban a los Estados Unidos a menos de que fuese por vía aérea y la inmensa mayoría de los maestros y administrativos vacunados con ese fármaco no tienen posibilidad alguna de cruzar el río para ir a “chivear” siquiera, pero no se trata de eso, el asunto es hacerla de tos, por lo que exigirán sus derechos y una solución por parte del gobierno, solución que hasta ahora no existe.

Van a formar un brete y lo harán grande, ya lo veremos, porque históricamente es lo suyo, es lo que les ha dado resultado, es lo que les funciona y les permite poner presión al gobierno para seguir consiguiendo beneficios.

Y así, los planes del retorno a las aulas de niños y jóvenes se verán truncados porque la primera medida que tomarán será el ponerse en paro y manifestarse en las calles, olvidándose de los niños, de la pandemia, del rezago y el tiempo perdido.

ftijerin@rtvnews.com