El presidente López Obrador aseguró que, si se aprueba la reforma eléctrica, las hidroeléctricas pasarán de generar 8 por ciento del total de energía al 18 por ciento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó esta mañana que las hidroeléctricas generan el 9 por ciento de la producción de energía, pero si el Congreso de la Unión aprueba la reforma eléctrica y se resuelve el despacho aumentará a 18 por ciento.

En conferencia de prensa, aseguró que eso provocará que no haya inundaciones, sobre todo en Tabasco; pues con el propósito de beneficiar a las empresas particulares no se le despacha a hidroeléctricas. 

Por lo que si las plantas hidroeléctricas tienen seis turbinas, sólo operen con una y eso genera acumulación de agua. Lo que provoca que durante las temporadas de lluvias se llenen por completo, se vean obligadas a soltar el agua e inunden Tabasco.

“Fíjense la gravedad porque ya no es un asunto económico; es un asunto de daño a miles de familias; es una violación de derechos humanos por darle preferencia a empresas particulares, sobre todo extranjeras”, subrayó.

Si hidroeléctricas aumentan producción de energía, se evitarán inundaciones

Además, el primer mandatario recordó que al iniciar su administración se comprometió a controlar las presas para evitar inundaciones y reconoció que no lo logró. Lo que lo llevó a aplicar un decreto presidencial que se aplicó a partir del 1 de enero de este año para que las hidroeléctricas nacionales tengan preferencia y se despachen primero.

Con ello, aumentó la generación de energía a más del 200 por ciento y disminuyeron los volúmenes de agua en las presas. Sin embargo, agregó que en julio empresas privadas realizaron un amparo en contra del decreto.

“Imagínense la perversidad de subutilizar infraestructura que es de la nación, del pueblo para que ganen y hagan negocio particulares. Eso es rapiña, es pillaje, es vandalismo oficial”, indicó.