El presidente estatal del PAN, Hernán Salinas Wolberg, manifestó que los diputados federales del partido votarán contra las iniciativas presentadas por Morena y el presidente, que afectarán gravemente la recaudación de fondos de las organizaciones de la sociedad civil que apoyan a los sectores vulnerables, en Nuevo León están en riesgo más de 800 millones de pesos anuales, al quitar la deducibilidad a los donativos que personas físicas hacen a dichas asociaciones, y con ello, quedarán sin recursos para su operación.

Iniciativas irrumpen trabajo de organizaciones civiles

Acompañado por diputados federales; Salinas Wolberg manifestó que con esta reforma, se ponen en riesgo en riesgo 337 organizaciones, que casi el 100 por ciento de sus ingresos dependen de las donaciones de personas físicas, porque evidentemente al ya no ser deducibles, van a dejar de aportar esos 800 millones.

«En el caso de Nuevo León, 808 millones provienen de donativos de personas físicas, es decir, personas físicas le dan a las Organizaciones de la Sociedad Civil, 808 millones, que con eso se fondean alrededor de 337 organizaciones de Nuevo León, entonces, con esta modificación se corre el riesgo de que esos 800 millones le dejen de llegar a estas organizaciones y se dejen de atender a sectores muy vulnerables de jóvenes y adultos mayores en temas como alimentación y salud», informó Hernán Salinas.

Reforma destruirá tejido social del país

Salinas Wolberg, alertó que esta reforma busca destruir a la sociedad civil organizada, afectando su capacidad para obtener recursos para su operación y con ello, sea únicamente el gobierno, quien pueda hacerlo para tener a los ciudadanos cautivos electoralmente, por lo que exhortó al Gobernador del estado, Samuel García, a pronunciarse contra dicha reforma, pues todas las personas que dejen de ser atendidas por las organizaciones de la sociedad civil, tendrían que recurrir al apoyo del estado.

«Esta reforma de Andrés Manuel López Obrador y de Morena, busca destruir el tejido social de este país, afectando la capacidad de la sociedad civil organizada de obtener recursos para su funcionamiento, busca acaparar una mayor cantidad de recursos públicos para que él y solo él, a través de sus programas sociales, sean quienes distribuyan a la sociedad y a los ciudadanos la atención»; alertó el dirigente.