Ante la inconformidad de algunos, el gobernador Samuel García Sepúlveda advirtió que la reestructura del transporte va con o sin el apoyo de los transportistas.

La Secretaría de Movilidad y Planeación Urbana anunció la licitación de 510 camiones eléctricos y a base de gas por  alrededor de 2 mil 400 millones de pesos, de los cuales se espera recibir las primeras 100 unidades durante los próximos tres meses.

El mandatario estatal aseguró que la mayoría de los empresarios del gremio se han comunicado con él para mostrar su respaldo; sin embargo, no se van a detener por quienes estén en contra.

«Quien esté (en contra) tiene todo el derecho de quejarse, pero si decirle que el proyecto de Movilidad va, con o sin el transportista que no quiera evolucionar», aseveró.

«Yo no vi ningún transportista que se quejara, me mensajearon la mayoría de ellos y sobre todo que están muy contentos de que sea Hernán (Villarreal) quien va a encabezar, así que desconozco quien esté en contra».

Resaltó que la meta es ofrecer un transporte público de calidad y al mejor costo, demostrando  que no hay necesidad de aumentar la tarifa.

Las ineficiencias, dijo, al igual que rutas desordenadas, empalmadas, y que no corresponden oferta y demanda, propician el encarecimiento y la falta de disponibilidad.

«El reto de Hernán (Villareal) es demostrar que haciendo la restructura les va ir muy bien a todos, va a haber unidades».

Adelantó que al momento hay empresas chinas, alemanas, e incluso una de Sabinas Hidalgo, interesadas en el concurso de licitación donde se elegirá a la mejor propuesta.

Hernán Villarreal, Secretario de Movilidad, precisó que las unidades podrán ser operadas por los transportistas.

No obstante, de no estar interesados, quedarían a cargo del Estado, como las 180 que ya opera en distintos ramales.

«Si ellos mostraran interés en operar las unidades, podrían ellos mismos operar las unidades que adquiere el gobierno…pero no seremos rehenes de ningún transportista».

Asimismo, aseveró que se acabaron las costumbres en que la tarifa se decidía en una negociación tipo mercado, pues ahora se echará mano de un estudio elaborado por peritos expertos.

«Se les pagará en función de sus costos, no en función de lo que se quiera extraer».

Costarían nuevas unidades 2 mil 400 mdp

Las 510 unidades de transporte urbano, eléctricas y a gas natural, que busca adquirir el gobierno del Estado, tendrán un costo aproximado de 2 mil 400 millones de pesos.

Cuestionado sobre la inversión a destinar al proyecto; Hernán Villarreal, Secretario de Movilidad y Planeación Urbana, detalló que cada camión tiene un precio de 200 mil dólares o 4 millones de pesos, pero los eléctricos valen lo doble.

«El costo de una unidad normal es de 200 mil dólares, unos 4 millones cada unidad, y el doble, 8 millones de pesos las unidades eléctricas, vamos a intentar en la licitación poner las condiciones para poder tener el mejor precio».

TIENEN DUDAS LOS TRANSPORTISTAS

Una gran cantidad de dudas generó el anuncio del gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda de que la administración estatal retomará el control del servicio del transporte público, a los empresarios.

El empresario Abelardo Martínez señaló que no esperaban dicho anuncio, por lo que les provoca incertidumbre.

«Me quedo con la noticia que anuncian, bueno me provoca gran incertidumbre y una gran cantidad de dudas de lo que están informando y anunciando», comentó.

Cabe mencionar, que en el anuncio, las autoridades estatales dieron a conocer que no se permitirá que ninguna ruta o transportista dobleguen a su administración y el que no acate la normatividad saldrá del servicio público.

Por ello, el empresario de la Ruta 400 exhortó al mandatario estatal a realizar una mesa de diálogo, para poder aclarar la situación y dejar de lado la incertidumbre que generó dicho anuncio, la cual se debe hacer lo más pronto posible.

Martínez manifestó que desconoce a qué se refiere el Gobierno Estatal con «tomar el control total del transporte», lo cual le llama la atención.

«Me llama mucho la atención lo que pretenden o lo que llaman o lo que anuncian que pretenden tomar el control total del transporte, no sé a qué se refieren con eso», indicó Martínez.

Para concluir, el empresario consideró como una «amenaza inminente» a los transportistas, el anuncio de la adquisición de 510 unidades del transporte público para el Estado, ya que no se sabe a dónde quieren llegar.