La Refinería de Cadereyta destinará 1 mil 570 millones de pesos a bajar emisiones contaminantes, reveló el gobernador Samuel García Sepúlveda.

Tras sostener una reunión con directivos de la planta de Pemex, el mandatario estatal indicó que tan sólo el último mes se logró reducir en 93.68 por ciento la emisión de azufre, y van por más.

Durante el encuentro, el cual se prolongó por alrededor de dos horas, le presentaron el plan de inversiones en la materia por lo que resta del año y el 2022.

«La refinería va invertir 1 mil 570 millones de pesos para bajar la emisión y recuperar azufre y otros componentes», resaltó.

«Me está demostrando aquí Pemex que van a seguir invirtiendo en calderas, en reparar aquí la maquinaria, en adquirir catalizadores, procesos verdes y más elementos para seguir bajando y recuperando las emisiones».

«Es un gran noticia porque Pemex y la Refinería quieren contribuir, yo les he dicho que todos somos parte del problema del aire, y todos tenemos que ser también parte de la solución», puntualizó.

Creación de una tratadora de gases, hidrosulfuradora de destilados y gases, sulfuradora de gasolinas catalíticas, plantas de procesos, y servicios de turbogeneradores y calderas, son parte del proyecto.

Destacó que por primera vez en la historia, el gobierno de Nuevo León establecerá mesas de trabajo con el gobierno federal y Petróleos Mexicanos para mejorar la calidad del aire.

Sin embargo, la planta no solo invertirá en este tema, pues también le entrará a la trata de agua y la reforestación.

«Lo que siempre les dije que la refinería podría recuperar y reducir azufre y otras emisiones, hoy la buena noticia es que lo van a hacer».

«El gobierno del Estado le entra, la Refinería le entra, se dice fácil pero 1 mil 570 millones de pesos son muy importantes para dejar de contaminar la ciudad».

«La pregunta es ¿la IP (iniciativa privada) le va a entrar? ¿la industria le va a entrar? ¿las pedreras le van a entrar? ¿ los ciudadanos le vamos a entrar? . Yo espero que sí,  todos juntos, podemos poner nuestro granito de arena para bajar la contaminación y tener un Nuevo León mucho más limpio».

En el caso del gobierno, dijo, aportarán a la causa mediante la adquisición de unidades de transporte eléctricas y a base de gas.