La semana pasada Valve anunciaba su medida de expulsar y prohibir la presencia de juegos que contuviesen algún indicio de tecnología blockchain, eliminando así todos aquellos juegos que hacían uso de métodos de pago alternativos como las criptomonedas o los NTF, dos elementos muy de moda actualmente.

Tal y como ha compartido Tim Sweeney, el CEO de Epic Games en sus declaraciones para The Verge, su compañía no está interesada en trastocar las actuales normas de su tienda, asegurando así que aclarará las reglas mientras trabaja con los desarrolladores para comprender cómo planean usar la tecnología blockchain en sus juegos.

De hecho, Sweeney tuiteó algunos pensamientos adicionales tras la publicación de esta historia, ofreciendo su bienvenida a la «innovación en las áreas de tecnología y finanzas», sugiriendo que el blockchain no tiene por que ser intrínsecamente bueno o malo.

Esto no significa que por norma todos los desarrolladores rechazados por Steam acaben en la Epic Game Store, aunque sin duda algunos están ya compartiendo su interés abiertamente. De hecho, no sólo desarrolladoras, sino que algunos usuarios de los NFT están ya migrando tras el anuncio de Steam.

Así pues, en lo referente a los juegos, actualmente el programa de autoedición de Epic se encuentra en una versión beta cerrada, adelantando que estudiarán quién puede unirse «caso por caso». Aunque Epic ya ha mostrado en el pasado ser bastante permisiva, algo que fue usado en su contra en el juicio con Apple, por albergar juegos «ofensivos y sexualizados» disponibles en Itch.io.

Sin duda permitir el acceso de los juegos prohibidos en Steam se presenta como otra «arma» que Epic Games podría utilizar para competir contra Valve. Y es que Epic ya ha demostrado su gran apuesta, con cifras astronómicas, para convertir su tienda en un componente esencial para los jugadores.