En Siria un autobús militar estalló en Damasco, ocasionando 14 muertes. Posteriormente gobierno bombardeó Idlib; mueren 13 personas, la mayoría civiles

Siria vivió una de las jornadas más sangrientas no vista desde al menos hace 4 años, tras atentado contra autobús militar en pleno centro de Damasco y el posterior bombardeo por parte del gobierno a la población de Idlib.

Por una parte, en horas de la mañana un autobús militar fue objeto de bombas lapa que estallaron y dejaron como resultado 14 uniformados muertos.

Posteriormente el gobierno sirio lanzó un ataque al noroeste del país en lo que se considera el último bastión yihadista. Al menos 13 personas fallecieron, en su mayoría civiles.

El atentado en Damasco

En este sentido la Agencia Siria Árabe de Noticias (SANA), informe que el atentando contra los militares ocurrió hacia las 6:45 de la mañana.

Se trata de un autobús militar que circulaba cerca de un puente que fue blanco de un ataque terrorista «con dos aparatos explosivos pegados al bus».

Dichos artefactos explosivos son conocidos como «bombas lapa» y dejó, además de 14 muertos, un número indeterminado de heridos.

Lo que explicaron las fuentes militares a SANA es que el vehículo llevaba dos artefactos explosivos enganchados.

Además un tercer artefacto no estalló y fue desactivado por los militares.

Bombardeo en Idlib

Por otra parte, aproximadamente una hora después del atentado en Damasco, el gobierno bombardeó Idlib, ocasionando la muerte de 13 personas y heridas a 26 más.

Las agencias señalan que se trata de uno de los ataques más sangrientos desde que entró en vigor una tregua en Idlib, en marzo de 2020, auspiciada por Rusia y Turquía.

Según relata AFP vecinos señalan que “nos han bombardeado en nuestro barrio y en el mercado. Hay niños que han muerto y gente que han perdido extremidades».

E incluso señalaron «No sabemos por qué, ¿de qué somos culpables?”-, indicó el testimonio recuperado por dicha agencia.