«Próximamente NFL y nuevo Estadio en el Nuevo Nuevo León», publicó el gobernador Samuel Alejandro García Sepúlveda en sus cuentas de redes sociales.

El gobernador tuvo una reunión con Mauricio Doehner, enlace entre Cemex y Tigres, y Arturo Olivé, director general de la NFL México. Sin embargo, en el anuncio del estadio de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, no fueron requeridas las autoridades de la UANL. Durante el último informe del rector, tampoco existió ninguna representación del gobernador.

Hace unas semanas, Samuel García reveló que el nuevo estadio de Tigres se construiría junto al Volcán Universitario, donde actualmente juega Tigres sus partidos de local.

«Entiendo que va a construirse a un lado, van a estar jugando hasta terminar el nuevo y ya terminado el nuevo se derriba el otro, hay que ayudarnos entre todos, yo no le veo ningún impedimento que si hay opción juegan en el mismo (Rayados y Tigres)».

El equipo Tigres es de la Universidad, no de Sinergia Deportiva (Cemex). Trascendió que ni el Gobierno de Nuevo León ni la Universidad pondrán dinero para el nuevo estadio, sino uno o varios inversionistas, quienes recuperarán su inversión en el camino. Dentro de los nuevos contratos se verá si ese estadio se convertirá en patrimonio de la Universidad o se privatizará. Existe un proyecto donde el nuevo estadio se construiría en un terreno colindante a Manuel L. Barragán y un estadio de la AFAIM, que se reubicaría.

El contrato de la UANL es con Sinergia Deportiva, en términos legales, pero Cemex está detrás, por eso la presencia de Mauricio Doehner. Un contrato de administración y comodato, treinta años primero y treinta años después. Las cláusulas aseguran que el equipo sigue siendo propiedad de la UANL, no se puede llamar diferente, portará siempre los colores de la UANL, teniendo que jugar en los terrenos universitarios. Con el nuevo acuerdo los universitarios solicitaron otras consideraciones, entre ellas proporcionar dinero a la universidad, tener derecho a realizar eventos y uso de marca.

El convenio anterior de Sinergia Deportiva fue muy ventajoso, a veces ni si quiera pagaban recibos de electricidad ni había un retorno real, económico, a la UANL. Ahora, cada año, habrá una cantidad qué aportar que iría al fondo de pensiones de la Universidad; el uso del logotipo de la «U», aunque Sinergia registró una «U» antes.

Ex-a-Tec, el gobernador Samuel Alejandro García despreció invitar a los Tigres de la Uni en el anuncio del estadio de los Tigres de la Uni.