La historia de los videojuegos en su mejor etapa radica desde la década de los años 80, sin embargo, con el avance tecnológico se ha podido comprobar que tienen beneficios.

Los videojuegos están en la discusión de las redes sociales a partir de que, en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló del impacto negativo en los niños y jóvenes.

Sin embargo, la historia de esta industria que alcanza más de 148 mil millones de dólares de ganancias no sólo se enfoca en caso de violencia o el de que el crimen reclute a jóvenes, también se trata de ejemplos de que hay videojuegos que motivan la educación y el desarrollo mental.

Pero, ¿qué juegos han logrado tener este impacto positivo? Aquí una lista de algunos de ellos.

Brain Age
Este es un videojuego de retos de matemáticas para consolas portátiles de Nintendo. Este juego busca de origen que el usuario desarrolle un crecimiento en retos mentales día con día.

Scribblenauts
Otro de los videojuegos que busca que los niños se motiven a desarrollar nuevas habilidad. En dicho juego, el pequeño se involucrará en acciones que lo incite a dibujar e implementar.

La Torre del Conocimiento
Este es un videojuego educativo destinado a los niños y niñas de primaria. El objetivo de este juego es el de reforzar los conocimientos básicos de cinco asignaturas: Lengua, Matemáticas, Inglés, Sociales y Naturales de una forma divertida con lo cual los pequeños pueden entender mejor estas materias.

Discover Babylon
Este es un videojuego desarrollado para las PC. Está creado para trabajar conceptos relacionados con la asignatura de historia ya que su principal tema es el que traslada al jugador a la Antigua Mesopotamia y así logre comprender mejor la importancia de esta cultura.

LA CONTROVERSIA

El pasado 20 octubre, en la conferencia de prensa matutina del presidente AMLO, se presentó el caso sobre el reclutamiento de unos niños a través del videojuego “Free Fire”.

El encargado de informar sobre esto fue el subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, quien informó sobre el caso de tres niños de Oaxaca que jugaban videojuegos en línea con su teléfono móvil y fueron víctimas de un secuestro.

El funcionario advirtió de que los criminales usan estos juegos para empezar un “proceso de comunicación, de persuasión y de reclutamiento” para el crimen.