La serie de requisitos que establecen las familias solicitantes dificultan la adopción de menores resguardados en el DIF Capullos.

Mariana Rodríguez Cantú, titular de la Oficina Amar a Nuevo León, reveló que la mayoría piden que el infante sea de uno u otro sexo, no supere los 8 años y esté sano.

Sin embargo, un gran parte de los niños del centro presentan alguna condición médica, y los que no, superan el rango de edad.

«Las familias que quieren adoptar ponen tantos requisitos que hace que se alenté el proceso, es normal que todos queramos un hijo sano, pero creo que ni el embarazo lo garantiza, sus requisitos hacen que se alente un poquito o un muchito el proceso de adopción», expresó

«Muchas veces dicen que el proceso (de adopción) es tardado, y la mayoría de los niños que están en adopción tienen algún tema o de salud o mental».

«Creo que por más de que mejoremos nosotros los procesos de temas de adopción en DIF Capullos, va a haber un tema de dificultades. Tenemos obviamente varios niños sanos, pero son mayores de 8 años y adolescentes», puntualizó.

Explicó que algunos tienen trastorno de depresión, trastorno de ansiedad, déficit de atención, discapacidad intelectual, entre otros.

Se prevé que autoridades del DIF concienticen a los interesados sobre la situación.

Actualmente en la institución se cuenta con 27 menores.

«Sería el siguiente paso para mí, hablar con las familias que ponen ciertos requisitos, pero que no ponen como específico un trastorno de ansiedad y depresión, ver si ellos estarían de acuerdo en aceptar algo así, creo que con ayuda profesional y con ayuda de estar queridos en una familia pueden mejorar muchísimo», añadió.