El narcotraficante es acusado de operar empresas criminales, participar en conspiraciones internacionales de tráfico de cocaína y usar armas de fuego

El máximo jefe del Clan del Golfo y el narcotraficante más buscado de Colombia, Dairo Antonio Úsuga, alias «Otoniel», fue capturado este sábado.

“Este es el golpe más duro que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo en nuestro país. Este golpe solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90”, dijo el presidente Iván Duque en declaración pública tras la captura.

“Asesino de policías, de soldados, de líderes sociales. Además, reclutador de menores, se conoce también por esa demencia lo llevo a abusar de manera recurrente de niños, niñas y adolescentes. No solamente estaba en el cartel de los más buscados por narcotráfico, reclutamiento, sino también por abuso de menores”, agregó el mandatario.

Clan del Golfo

El Clan del Golfo es una temida banda dedicada al narcotráfico y a la extorsión. El grupo, antes conocido como Clan Úsuga, tiene entre sus líderes a exnarcotraficantes y exparamilitares y nació tras la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo paramilitar de extrema derecha, en el año 2006.

Úsuga también es buscado por la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés).

Él y otros miembros del Clan del Golfo son acusados ​​de operar empresas criminales continuas, participar en conspiraciones internacionales de tráfico de cocaína y usar armas de fuego para promover delitos de tráfico de drogas.