Al descubrir más irregularidades al interior de la administración estatal, el gobernador Samuel García Sepúlveda denunció la facturación por 4 mil 900 millones de pesos de los sobrinos de Manuel González, ex Secretario General de Gobierno.

Durante la presentación del Gabinete de Buen Gobierno, el mandatario estatal indicó que el pago por los presuntos servicios que prestaban los hermanos Javier y Manuel Flores Martínez, empresarios del ramo médico y familiares del ex funcionario estatal, fue muy superior al monto que se reveló en semanas anteriores.

Al momento, dijo, ya se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia en el Estado, al igual que en el caso de autos de lujo adquiridos por la «mafia» que existía en Agua y Drenaje.

«Claro que hay gato encerrado ahí… esos angelitos facturaron del 2015 al 2021, 4 mil 900 millones de pesos al Isssteleón, nomás escriban el número para que vean la cantidad de ceros que van», resaltó.

«Por un contrato único y un supuesto seguro que se pagaba se diera o no el servicio o se hiciera o no el pedido».

García Sepúlveda advirtió que en su gobierno no habrá favoritismos, moches ni irregularidades.

Respecto a lo de Agua y Drenaje, señaló que el presunto propietario de los vehículos percibía un sueldo de apenas 48 mil pesos mensuales.

Monto que, consideró, no alcanzaría para poseer ese tipo de unidades.

«Resulta que esos carros de lujo están a nombre de una SA donde obviamente está metido Corleone y se estima que hay entre 80 o 90 carros de lujo en esa empresa», reveló García.

«La pregunta del millón es, ¿a qué servidor público con un sueldo neto de 48 mil pesos al mes le alcanza para comprar 80 lamborghinis? es evidente el enriquecimiento ilícito que hay ahí», añadió.