Dentro de la estrategia para reclutar a 2 mil elementos, el gobernador Samuel García Sepúlveda anunció que las prepas militarizadas serán un semillero para Fuerza Civil.

En entrevista, tras arrancar el relanzamiento de la corporación policiaca, el mandatario estatal indicó que los alumnos recibirán materias opcionales, acreditables para su certificación como policías.

La meta es pasar de 5 mil 600 uniformados, en la actualidad, a 7 mil 500.

«Dentro de esas escuelas, los planes de estudio trataremos que incluir tópicos opcionales de seguridad y que ese sea el semillero de Fuerza Civil«, subrayó.

«Si el Estado ya está invirtiendo fuertes cantidades en educar en las prepas militarizadas a jóvenes, pues de una vez ya consigámosle empleo, el gancho, y que esas materias puedan ser luego aquí acreditadas para su certificación… y en un largo plazo llegar a los 7 mil 500 elementos».

Explicó que ya le pidió a Sofialeticia Morales Garza, Secretaria de Educación y Aldo Fasci Zuazua, titular de Seguridad, incluir  asignaturas sobre Seguridad en el Plan de Estudios.

Además de incrementar de 11 a 15 las unidades del Colegio de Bachilleres Militarizado «General Mariano Escobedo», en 2023.

«Hoy tenemos 11 prepas militarizadas, buscaremos llegar en 2023 a 14 o 15″.

Precisó que adicional a los 7 mil 500 efectivos, se reincorporarán mil más que dejarán las actividades de proximidad en el municipio de Monterrey.

«Vamos a ayudar al municipio de Monterrey a reclutar a su policía, de tal manera que nuestros elementos tengan exclusivamente la tarea de reacción, ahorita comentábamos que era ridículo que a faltas administrativas, como el ruido o grafiti, lleguen doce elementos con armas largas».

«Esa no es tarea de Fuerza Civil, esa es tarea de la policía de proximidad de Monterrey», agregó.