Las Águilas del América, rival de Rayados el próximo jueves en el Gigante de Acero, llegó en la tarde del martes a Monterrey, aunque lo hicieron con profundo silencio y sin dar declaraciones.

El equipo de Santiago Solari se hospedó en un hotel de lujo en San Pedro y evitó el contacto con los aficionados azulcremas que los esperaban en el Aeropuerto de Monterrey y después en el hotel en el que descansaron desde ayer martes y en el que se están hospedando en estos momentos, además de que también evitaron el dar declaraciones a la prensa.

Santiago Solari no quiere que sus jugadores tengan ningún tipo de distracción y en su cabeza solo esté el enfrentar a Rayados el próximo jueves y coronarse en el Estadio BBVA.

Eso sí, pese a que en Nuevo León no convivieron con la afición regia del América, el equipo sí convivió con sus aficionados cuando dejaban Coapa y CDMX para dirigirse a tierras regias.

El América entrenará este miércoles en el día previo a la Final de la Concachampions y el jueves buscará dar la vuelta olímpica en el Coloso de Guadalupe.