Los presidentes de Rusia y China solicitaron al G-20 que todas las vacunas contra la Covid-19 sean reconocidas.

El presidente de China, Xi Jinping, y el de Rusia, Vladimir Putin, solicitaron a los integrantes del G-20 que sus vacunas contra la Covid-19 sean reconocidas.

De acuerdo con el presidente del gigante asiático, su país está dispuesto a trabajar para mejorar la accesibilidad de los biológicos.

“China está dispuesta a trabajar con todas las partes para mejorar la accesibilidad y asequibilidad de las vacunas contra el Covid-19 en los países en desarrollo”, indicó Xi Jinping.

El mandatario chino indicó desde Pekín que sus vacunas Sinopharm y Sinovac se aplican en varios países del mundo; por lo que, millones de personas de América Latina, África y Asia se aplicaron las vacunas desarrolladas en China.

Mientras que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, destacó que no todos los países tienen acceso a las vacunas, pese a las decisiones del G-20.

Putin señaló que existe un “competencia desleal”, por lo que, lamentó que no todas las vacunas sean reconocidas mutuamente.

Lo anterior provoca que tampoco se permita la movilidad entre países, debido a la aceptación de los certificados de vacunación.

Y es que, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó de forma urgente la vacuna china Sinopharm; sin embargo, ni Estados Unidos o la Agencia Europea de Medicamentos han autorizado la vacuna en su territorio.

Asimismo, la vacuna Sputnik V que fue desarrollada en Rusia por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, no ha sido aprobada por la OMS.