Por Francisco Tijerina Elguezabal

“La verdad es lo que es, y sigue siendo verdad aunque se piense al revés.” // Antonio Machado

Valdría la pena y sería de agradecerse que en el tema del Cambio Climático nuestras autoridades fuesen menos frívolas y superfluas y dejasen de jugar a la percepción para centrarse en la realidad, porque se trata de un tema sumamente serio.

Por principio de cuentas no era necesario ir a Glasgow para anunciar posturas o medidas; exactamente igual hubiese sido el realizar sus despampanantes anuncios en el cruce de Arteaga y Juárez donde el hollín de las emisiones de los camiones tienen manchadas paredes y fachadas.

Seamos claros, anunciar multas a un puñado de empresas susceptibles de contaminar (que no un Impuesto Verde) no resuelve en nada el asunto de fondo y lo de las inversiones en la Refinería de Cadereyta falta ver si se concreta y luego de ello si las medidas dan verdaderos resultados.

Declarar a Monterrey en “Emergencia Climática” es lo mismo que dar un pronóstico del resultado de un partido de futbol del próximo sábado.

Ya estamos en emergencia, ¿y para eso había que ir tan lejos?

Entrarle de verdad al tema sería el emprender acciones concretas y específicas para resolver el gravísimo problema de la movilidad que padecemos y que constantemente provoca embotellamientos y atorones viales que terminan aportando grandes cantidades de contaminantes al ambiente.

Resolver el tema de Avenida Leones y el subsiguiente problema hacia Gonzalitos creando la prolongación de la primera que con poca inversión y mucha voluntad podría llegar hasta Avenida Churubusco, creando un nuevo eje oriente-poniente y aligerando el tráfico de muchas avenidas en el norte-sur.

Poner en verdadera operación los ejes viales del primer cuadro e impedir que cualquiera se estacione o los bloquee, son semaforización verdaderamente sincronizada para dar opciones y que no todo el mundo confluya en Morones, Constitución, Calzada Madero, Colón y Ruiz Cortines.

Entrarle en serio al tema del transporte y no con unidades alimentadas con gas, sino con camiones eléctricos y si de verdad quieren resolver el cambio climático comenzar por construir electrolineras que funcionen con paneles solares o energía eólica y no con la energía contaminante de la CFE.

De lengua me como un plato y para jugar al “gatopardismo” en el que hacemos como que hacemos y no hacemos nada, todos podemos ser muy buenos, pero sería mil veces mejor el exigir que surtan en Nuevo León gasolina menos contaminante como la de la CDMX y Guadalajara.

¿Le entramos o seguimos simulando?

ftijerin@rtvnews.com