Estados Unidos, por medio de la «Operación Martillo de Thor» desarticula abasto de armas al cárteles Jalisco Nueva Generación y del Noreste

Autoridades norteamericanas celebraron el primer juicio contra proveedores de armas en EE.UU, a los carteles del narco en México, donde un hombre se declaró culpable de estos delitos.

“Este caso es el primer enjuiciamiento exitoso en el país de la exportación y fabricación de armas de fuego que usan los cárteles mexicanos», declaró el Fiscal interino.

Además, dijo estar orgulloso «de que esta investigación haya dificultado que los cárteles violentos obtengan armas de fuego».

Incluso, agregó «tenemos la intención de procesar cualquier caso que ayude a mantener las armas fuera de las manos de estas organizaciones criminales”.

El juicio

Y es que Andrew Scott Pierson se reconoció culpable de encargarse de armar rifles automáticos para los cárteles de la droga en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Mismos que abastecía de armas al Cartel Jalisco Nueva Generación así como al Cártel del Noreste

Se trata de los resultados de la «Operación Martillo de Thor», implementada por las autoridades norteamericanas.

Mismas que se encuentran dedicadas a movilizar armamento desde el país vecino del norte a México, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Culpable

En este sentido Andrew Scott Pierson, de 47 años, reconoció que se dedicaba al armado de las piezas de armas automáticas para venderlas a cárteles de la droga en México.

Además se supo que dicho juicio fue posible porque en 2017 fue detectada una organización que proveía piezas para el armado de rifles en Laredo, Texas.

Con base en una denuncia anónima y tras la acción policial se confirmó que fue afectado el flujo de armas hacia México.

Por ello, el 3 de septiembre de 2019, un jurado federal acusó a Pierson y a otras siete personas por conspirar para traficar con productos falsificados .

Además de violar la Ley de Control de Exportación de Armas (AECA).

De hecho cinco de los acusados se han declarado culpables y podrían recibir 20 años de prisión y una multa de no más de un millón de dólares.

Por otra parte el Departamento de Estado de Estados Unidos, informó que una sexta persona sigue prófuga en México.

Según el gobierno mexicano, entre 70% y 90% de las armas recuperadas en escenas del crimen en México han sido traficadas desde Estados Unidos.