Durante la conferencia mañanera de este lunes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador se refirió a las expresiones de descontento del coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rubén Moreira, hizo al aprobarse el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2022, en el sentido de que, en venganza, votarían en contra de la Reforma Eléctrica.

Aún cuando el diputado plurinominal del Partido Acción Nacional (PAN), Jorge Triana, se expresó en el mismo sentido que su aliado en “Va Por México”, no mereció mención alguna, pues el mandatario solamente comentó lo dicho por Moreira.

Y es que, al parecer, los diputados de la alianza “Va Por México” esperaban que fueran aceptadas las modificaciones que presentaron como “presupuesto alternativo” a cambio de su voto a favor de la iniciativa de Reforma Eléctrica, tal como se acostumbraba “negociar” en el pasado y, al no obtener lo deseado, amenazan con bloquear una ley en beneficio de todos los mexicanos.

“Me llamó la atención que ayer un diputado, señor Moreira que es el que manda en el PRI, amenaza y dice como no hubo negociación, no hubo partidas de moches, entonces que se olvide el presidente no vamos a aprobar la reforma eléctrica, pues si no es conmigo, es con el pueblo, si no aprueban la reforma eléctrica van a terminar de demostrar que no representan al pueblo, que representan a las empresas extranjeras, y a los que han hecho jugosos negocios al amparo del poder público”, dijo el Jefe del Ejecutivo.

López Obrador criticó duramente la posición de los priístas en el asunto, pues parecen haber olvidado sus propias raíces y el legado de los presidentes Cárdenas y López Mateos.

“Van a afianzarse, sino aprueban la reforma eléctrica, como buenos salinistas y van a terminar de darle la espalda, no solo al general Cárdenas, al presidente López Mateos”, recriminó AMLO.

El Presidente resaltó que el PEF 2022 fue aprobado por 273 votos a favor y 214 en contra, y no por unanimidad, como sucedía en el pasado donde al parecer todo el mundo estaba de acuerdo con lo que presentaba el Ejecutivo en turno, cuando la realidad era que en gobiernos anteriores se “maiceaba” a los legisladores.

“Durante el gobierno de Calderón cuando estaba (Agustín) Carstens de secretario de Hacienda, tres años aprobaron el presupuesto por unanimidad. ¿Cómo lograron eso?, así aplica que lo que no suena lógico, suena metálico, es unanimidad, significaba repartir el presupuesto a políticos corruptos, a hombres de negocios y al pueblo no le llegaba nada, y todos felices, imagínense, que no haya un voto en contra, los maiceaban. Ahora ya no hay eso, nada de ¿Qué haber vamos a negociar? aquí están mis votos, pero ¿qué me vas a dar?”, criticó.

Finalmente señaló que afortunadamente y gracias a que el pueblo no es masoquista, por lo que no votó por sus verdugos, se logró la aprobación de los recursos necesarios para los programas sociales como la pensión a adultos mayores, becas para niños con discapacidad, Sembrando Vida, así como para la construcción de obras como el Aeropuerto Felipe Ángeles, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.