Por Francisco Tijerina Elguezabal

“El acento es el que convence y no la palabra”
Delphine-Gay de Girardin

Comunicar es una habilidad necesaria para todo político o funcionario público.

Saber expresarse y comunicar sus ideas resulta esencial. No basta con conocer y dominar un tema técnico o económico, sino que es necesario saberlo explicar a públicos de todos los niveles con un lenguaje simple y una intencionalidad que convenza a su auditorio.

Hace un par de días he visto una entrevista que le hizo Carlos Loret de Mola al Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, y aún no me explico cómo es que ha desfilado por tantos cargos de elección popular y designación cuando le resulta tan difícil el expresarse de una manera convincente.

Rodríguez reúne buena parte de los errores o defectos que una persona puede tener al momento de hablar en público, ya sea en un discurso o a través de una entrevista. Habla rápido, sin respetar la puntuación y con una voz monotonal; en sus diálogos no hay brillo, color, intensidad o intencionalidad, todo suena exactamente igual.

No dudo que sea un excelente político y que brinde resultados, pero en los tiempos que corren el saberse expresar y utilizar la voz y la presencia como una herramienta son recursos necesarios para cualquier político o funcionario público.

Ese discurso plano, llano, soso, aburrido, que tiene el Gobernador de Guanajuato es posible remediarlo con sencillas técnicas y un entrenamiento adecuado, pero también es necesario que él cuente con un redactor que le brinde la materia prima necesaria para contar con discursos que le permitan expresar con mayor sentimiento todas sus propuestas e ideas.

Un caso extraño en nuestro tiempo que pudo haber ganado sus puestos producto de las circunstancias políticas, pero si de verdad el Gobernador guanajuatense quiere trascender y escalar a mayores alturas, necesariamente tendrá que buscar la ayuda de profesionales que le ayuden a proyectarse a través de su palabra e imagen.

ftijerin@rtvnews.com