Los muertos que dejó la explosión en Sierra Leona aumentaron de 115 a 144 y hay 57 personas heridas, de las cuales 11 están graves por quemaduras graves.

El número de muertos que provocó la explosión de un camión cisterna en Sierra Leona, Freetown, aumentó de 115 a 144 en los últimos días.

De acuerdo con el director de comunicaciones de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Sierra Leona, Mohamed Lamrana Bah, hay 57 personas hospitalizadas; de las cuales 11 están en condición crítica.

El incidente ocurrió el pasado 5 de noviembre, cuando un camión que iba a abastecer combustible en una estación de servicio fue golpeado por un remolque. Lo que provocó que el líquido se derramara y varias personas que estaban cerca se acercaron con cubos y bidones para recoger lo que pudieran antes de que explotara. El estallido causó quemaduras graves en varias personas.

Algunos médicos locales y de Senegal se trasladaron hasta Sierra Leona para brindar atención a las víctimas. Además, África occidental recibió 6.6 toneladas de suministros médicos de la Organización Mundial de la Salud y 15 toneladas de los Emiratos Árabes Unidos.

El país estuvo en duelo nacional hasta el miércoles pasado porque sí lo pidió el presidente Julius Maada Bio y realizó un servicio interreligioso para los fallecidos.