Juez retira amparo a Emilio Lozoya, inmueble relacionado al caso de Agronitrogenados. Habría sido adquirida en 34 millones de pesos

La casa de Emilio Lozoya en Lomas de Bezares pasa nuevamente a manos de la Fiscalía General de la República (FGR), ya que un tribunal federal revocó el amparo concedido a su favor.

Lo anterior tal como lo publicó el diario mexicano Milenio, mismo que indica que dicha propiedad ya había sido asegurada por la FGR en dos ocasiones anteriores.

Además se señala que dicha propiedad se relaciona con los sobornos recibidos para vender a sobreprecio la planta de Agronitrogenados ubicada en Coatzacoalcos, Veracruz.

Y es que el inmueble habría sido comprado en 2012 con dinero recibido por su hermana Gilda Susana de parte del dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira.

Esto, para que, en 2013, ya como funcionario, Emilio Lozoya lograra que Pemex adquiriera la planta de Agronitrogenados, a un sobreprecio de 200 millones de dólares.

El caso

Lo que señala el portal es que un primer aseguramiento del inmueble ocurrió el 28 de mayo de 2019; sin embargo, Lozoya obtuvo un amparo por deficiencias en el procedimiento.

Ya luego el 22 de septiembre de 2020 la FGR aseguró de nuevo la residencia.

Además se señala que en aquella ocasión la jueza señaló nuevamente que el aseguramiento de bienes debe cumplir con las formalidades esenciales del procedimiento.

Y ahora si, una vez cumplidas las formalidades del caso y demostrada la relación con la planta de Agronitrogenados, el inmueble pasa a manos de la FGR.

Según la investigación de la FGR la casa se compró con una transferencia por 34 millones de pesos a María del Carmen Ampudia Cárdenas, quien era propietaria.

Dicha casa de Lozoya está ubicada en la calle de Ladera número 20 interior 11, del fraccionamiento La Retama, en Lomas de Bezares.

Las transacciones

Sin embargo la FGR detalló que entre junio y el 28 de noviembre de 2012, el presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, transfirió 3 millones de dólares a una cuenta de la hermana de Emilio Lozoya.

Además, en otra serie de movimientos, Ancira depositó 3.4 millones de pesos a una cuenta en Ginebra, Suiza, a nombre de Gilda Lozoya, su madre.