Sergio «Checo» Pérez, piloto mexicano del equipo Red Bull en F1 y cuarto lugar en la carrera en el Circuito Internacional de Losail, se quedó muy cerca de otro podio con el equipo austriaco, pero un Virtual Safety Car en las últimas vueltas impidió un más que merecido tercer lugar que se lo había ganado adelantando a varios pilotos.

Con maniobras arriesgadas en todo momento, incluso siendo tercero por algunos instantes, una dudosa estrategia de su escudería y un cúmulo de situaciones, impidieron que el conductor azteca lograra quedar dentro de los tres primeros en un Gran Premio de Qatar que ganó Lewis Hamilton; Max Verstappen quedó segundo.

La carrera

Carrera de 57 vueltas la del Gran Premio de Qatar y misma en la que otra vez el mexicano Checo Pérez demostró que es un piloto más de domingos que de sábados, todo esto después de que el nacido en Guadalajara tuviera una remontada desde la onceava posición hasta la tercera, pero una doble parada del equipo Red Bull, aunado a un Virtual Safety Car en las últimas carreras, impidieron que Pérez alcanzara al piloto español Fernando Alonso, quien acabó tercero. 

El mexicano había tenido una mala sesión de calificación durante el día sábado y largaba desde la décimo primera posición, pero un gran ritmo de carrera permitió que el piloto azteca remontara posiciones y para antes de la vuelta número 20 ya era cuarto y el podio era casi seguro, incluso hubo un momento en el que el mexicano pasó a Alonso por esa tercera plaza luego de su primer stint con el juego de neumáticos medios, pero una segunda parada evitó que el tapatío se subiera al podio.

El podio

Parecía un podio seguro para el mexicano pero por segunda ocasión desde el Gran Premio de Brasil, la mala suerte evitó que el conductor azteca lograra terminar junto con Lewis Hamilton y Max Verstappen en el podio, mismo al que sí llegó Fernando Alonso, quien solo hizo una parada y con poco margen cruzó la línea de meta en esa tercera plaza.

Hamilton, quien ganó la carrera, tuvo una buena salida en la curva número uno dentro de la primer vuelta y el ritmo de su Mercedes fue suficiente para que Max Verstappen nunca estuviera cerca de él ni por la rapidez del Red Bull y tampoco por el juego de las estrategias, todo esto para que el inglés le recortara siete puntos más al holandés y ahora la diferencia entre uno y otro sea solo de siete unidades a falta de dos carreras para terminar la temporada de la Fórmula 1.

Eso sí, Red Bull se acercó a cinco puntos de Mercedes en el Campeonato de Constructores, todo esto a falta de dos carreras para terminar la presente temporada de la F1.

La próxima carrera de la Fórmula 1 será el 5 de diciembre en el Gran Premio de Arabia Saudita.