El Cabildo del Municipio de Monterrey aprobó en sesión ordinaria, enviar al Congreso de Nuevo León el proyecto de Presupuesto de Ingresos por un monto de 6.9 mil millones de pesos para el ejercicio fiscal de 2022.

Cabe mencionar que, el Ayuntamiento tiene hasta el último día del mes para presentar la iniciativa de Ley de Ingresos, que se calcula de acuerdo a la captación de impuestos, cuotas, derechos y otros, además de participaciones, aportaciones y convenios con distintos entes de gobierno e instituciones.

De acuerdo al dictamen, en el proyecto se incluye un financiamiento equivalente al cinco por ciento de los ingresos presupuestados y que servirá para realizar inversión pública productiva.

También se autorizó a la Tesorería Municipal contratar, restructurar o modificar las operaciones de cobertura celebrada con la banca privada en 2016, por el plazo necesario, a fin de disminuir cualquier riesgo económico.

Aprueban en sesión nombramientos y realizan propuestas

En otra parte de la sesión se aprobaron por unanimidad, tres nombramientos: el de Leopoldo Espinosa Benavides para continuar como Cronista Municipal de la Ciudad de Monterrey para el presente trienio; así como la designación de la ciudadana Katya Marissa Cavazos Rodríguez como Representante del Ayuntamiento de Monterrey ante el Tribunal de Arbitraje para los Trabajadores del Municipio; y se autorizó nombrar al ciudadano Carlos Yidam Estrada Tamez como Presidente de la Comisión Municipal de Lucha Libre.

El Presidente Municipal, Luis Donaldo Colosio, entregó una actualización para su proyecto de un nuevo Reglamento de la Administración Pública y anunció una nueva iniciativa para asignar el cinco por ciento del recurso obtenido por el cobro del impuesto predial al presupuesto participativo, con lo que daría mayor margen a la sociedad de ser autora de su propio desarrollo.

Por su parte, el regidor panista, Luis Ixtoc Hinojosa, propuso una reforma por adición al artículo 39 del Reglamento Interior del Ayuntamiento para que en las sesiones de Cabildo se encuentre un especialista que interprete los que se aborda en éstas reuniones, a través del Lenguaje de Señas Mexicanas, como parte del respeto a los derechos humanos de las personas con discapacidad auditiva.