Con miras a un paraje de primer nivel, el gobernador Samuel García Sepúlveda supervisó la operación del Parque Fundidora y Paseo Santa Lucía.

El mandatario estatal recorrió el lugar y sostuvo una reunión con directivos a efecto de definir los trabajos de rehabilitación.

Dentro del Presupuesto Estatal de Egresos, solicitó 70 millones de pesos para este concepto.

«Vamos llegando a Parque Fundidora, a supervisar», subrayó.

«Queremos dejar un parque de primer nivel, así que estén atentos de lo que se viene».

En días anteriores, el Patronato del Parque Fundidora reveló que se requiere de al menos 500 millones de pesos para el mantenimiento de los espacios bajo su administración, como lo son el Parque FundidoraPaseo Santa Lucía, Parque Libertad, Macroplaza, Plaza Gastronómica y la Huasteca.

Al iniciar la limpieza del Canal Santa Lucía, Bernardo Bichara y Jesús Horacio González, presidente ejecutivo y director del Parque Fundidora, indicaron que los parajes se encontraban prácticamente en el abandono.

Por ello, es necesario de una fuerte inversión sólo para los trabajos de mantenimiento, y otra más para la operación.

«Se necesitan 500 millones de pesos para el rezago», destacó Bichara.

En el caso del Santa Lucía, hay que reparar lanchas, pistas, asfalto, áreas verdes, y baños.

Los trabajos en el cauce artificial de 2.5 kilómetros de longitud se prolongarán por un mes y medio.

Con una inversión de un millón 100 mil pesos, se verterán químicos como cloro, bicloro, tricloro, ácido clorhídrico y algicida en 45 mil metros cúbicos de agua. 

Asimismo, solicitaron el apoyo de la CFE para reactivar el sistema eléctrico averiado, 52 desnatadoras, que dejaron cinco años sin funcionar, y subestaciones eléctricas.

Ante la sobreexplotación de las áreas verdes, Bernardo Bichara, presidente del Parque Fundidora, adelantó que los conciertos y festivales serán limitados.