Por Obed Campos

La curva de aprendizaje entre las y los integrantes de la Comunidad LGBTTTIQ+ y el todavía nuevo gobierno del estado de Nuevo León, ya tiene sus primeros asegunes, y, de acuerdo a mis insiders, va cuesta arriba en su rodada…

Y todo por la intolerancia de un prominente miembro de la nueva administración estatal que encabeza el güerito Samuel García Sepúlveda.

Me aseguran que, aunque no es onda de Samuel, el secretario de Gobierno, Javier Luis Navarro Velasco, demostró antenoche de qué lado masca la iguana en esos delicados temas de tolerancia/intolerancia, que, se supone, un experimentado abogado como él, quien presume ser socio y dueño en parte de la firma de abogados Baker & McKenzie, debería de manejarla hasta con la zurda, pero…

Los integrantes de la Comunidad LGBTTTIQ+ buscaron a Navarro Velasco a quien le pidieron no más de 10 minutos para buscar que se mantenga el reconocimiento de las conquistas y los avances realizados por estos miembros de la comunidad en los últimos 7 años.

Qué cuáles son estos avances, pues en una servilleta de un restaurantito del centro me los garrapatearon: “Matrimonio igualitario… Registro de hijos de parejas del mismo sexo… Registro de identidad a personas trans… Seguridad social en el ISSSTELEON a las parejas del mismo sexo casadas y que trabajan para el gobierno del estado… y algunos etcéteras” que, al serle recordados al número dos del gobierno estatal, este levantó la nariz, como si algo oliera mal…

Y casi escupe su respuesta verbal: “Ustedes como comunidad LGBTTTIQ, lo han hecho todo fuera de la ley y, por lo tanto, estudiaré (como) lo hecho y por lo pronto se suspende todo”.

Y así, tras casi ser declarados bandidos, por aquello de que “han hecho todo fuera de la ley”, los y las valientes integrantes de esa comunidad temen que se vengan las represalias “peor que lo que vivimos en el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón”, por lo que ya velan armas y preparan sus más enérgicas y firmes protestas.

No debo de recordarlo, pero lo haré, que una de las primeras funciones de un secretario de Gobierno es quitarle broncas a su jefe el gobernador y debe de ser un experto en el manejo de la mano izquierda.

Pedirle a Javier Luis que sepa encantar serpientes, pues como que se antoja mucho.

Y, antes que nada, debo de preguntar si de esto ya estará enterada Martha Herrerasupuesta “Secretaría de Igualdad” en la administración fosfo-fosfo, o el puesto es igual de fantasioso que toda la administración samuelina.

¿Pues no que muy progres? ¿No andaban dando de brincos porque al fin tendrían libertad total y nos la recetarían a todos y todas en Nuevo León?

obedcampos@gmail.com
@obedc