Tras revelarse que la guardería donde falleció una menor no contaba con registro, la Secretaría de Salud en el Estado convocó a los espacios de este giro a solicitar un permiso y registrarse.

En entrevista, Alma Rosa Marroquín, titular del área, resaltó que inspectores deben revisar que el lugar cuente con las medidas y condiciones para albergar a los menores.

Aseguró que se realiza una búsqueda intencionada para detectar estos casos, pero no es fácil.

«El llamado es hacia todos estos lugares que los llamamos guarderías pero que pueden ser casas, donde alguna persona intenta cuidar a otros o apoyar a sus vecinos o sus amigas cuidándoles sus niños».

«Ellos se tienen que registrar y tienen que solicitar un permiso y nosotros tendríamos que ir a hacer esta revisión para ver que haya cumplimiento de todas las medidas que debe tener una guardería», refirió.

Resaltó que en este caso, en el que murió la bebé, no contaba con registro.