Por Obed Campos

¿De qué nos sirvió a los nuevoleoneses que cuando era presidente, Carlos Salinas de Gortari se refiriera a nosotros como “paisanos”?

Qué yo sepa de nada, porque salvo uno que otro empresario y varios coyotes, que se enriquecieron hasta decir ya no quiero, de muy poco nos sirvió tener al nacido en la Ciudad de México, pero arraigado según él, en Agualeguas, en la Presidencia de la República.

Tantos años después, tal parece que nos van a querer vender el mismo guiso, pero recalentado y refrito y vuelto a calentar y a refreir:

Pues resulta que aunque varias veces se le ha llenado la boca con el no, Samuel García Sepúlveda, en una respuesta muy ambigua que en la carrera rumbo al 2024 en pos de la presidencia “ni se baja ni se sube”.

En su momento, Samuel prometió y prometió que cumpliría los seis años de su período como gobernador de Nuevo León desde el Palacio de Cantera, pero ahora, en que los resultados de las encuestas vuelven a poner al alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas como ¿muy firme? precandidato a Palacio Nacional, a Samuel se le salen los celos y pone en duda cumplir con su promesa a los nuevoloneses.

En la Ciudad de México, Samuel atendió una entrevista en el marco de la Convención Nacional del partido naranja, o Movimiento Ciudadano, pero nadie le preguntó, si, de realizar su sueño, al referirse a nosotros los nuevoleoneses nos llamaría “paisanos”, como el otro.

Eso sí, dijo que estaba muy orgulloso de que en los resultados de tales estudios resulten que él, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, y Luis Donaldo Colosio Riojas, alcalde de Monterrey, como fuertes precandidatos a la presidencia.

Pero advirtió que Luis Donaldo, de quien se sabe mantiene con él un alejamiento desde las campañas pasadas, tiene que cumplirle a Monterrey primero y luego ver, y claro que le ofreció su ayuda en ese sentido.

La historia parece repetirse entre el “nuevo Nuevo León” y el “viejo León” y a las pruebas me remito, tal y como escribe hoy mi compadre Paco Tijerina quien recuerda: “El 27 de mayo de 2015, todavía en campaña para la gubernatura como independiente y ya contando con el apoyo de Fernando Elizondo, Obed Campos y un servidor entrevistamos a Jaime Rodríguez Calderón en Radio Fórmula; sin haber sido electo aún nos aseguró que en caso de ganar no dejaría Nuevo León para irse a una campaña presidencial (puede escuchar el audio aquí: https://n9.cl/3r2vg). Todos sabemos cuál fue la historia”.

La gran pregunta que surge a raíz de todo esto es: qué podrá más, la ambición de poder (con las facilidades para hacer negocios que esto acarrea) o la juventud de los ahora precandidatos de facto a la presidencia Samuel García y Luis Donaldo Colosio. Como diría el clásico, “es pregunta”.

¿Y Enrique Alfaro, apá? ¿A poco se va a quedar como el chinito?

obedcampos@gmail.com
@obedc