Tras reconocer que existe tráfico de personas, armas y drogas entre ambos países, el Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, consideró que es momento de «quebrar» las cadenas de criminales que incluso engañan a los migrantes.

De visita en Monterrey, previo al Primer Encuentro Regional entre Gobernadores y la Embajada de Estados Unidos, adelantó que trabajarán juntos en pro de garantizar el derecho humano de todos.

En rueda de prensa conjunta con el mandatario Samuel García Sepúlveda, aclaró que no es una problemática que se resuelva en un día, pero puede ir disminuyendo.

«No lo vamos a resolver en un día. Vivir sin miedo es un derecho fundamental de una sociedad (pero) es un derecho que tiembla en muchos lugares… vamos juntos con México a ver si podemos llegar a honrar ese valor de la seguridad», subrayó.

«Los migrantes entran a lo que yo le digo ‘el corredor del sufrimiento de los migrantes’. ¿Quiénes son los que están fomentando que entren los migrantes a este corredor? Son las mismas organizaciones criminales».

«Una persona le puede pagar 8 mil, 10 mil dólares de una organización para que las lleven a un lugar donde, de veras, las están engañando… entonces tenemos que quebrar estas cadenas criminales», refirió.

Salazar refrendó la intención de Estados Unidos de invertir en la instalación de albergues en ambos lados y creación de empleos para atender a este sector de la población

Además de ofrecer arreglar el sistema de migración entre Estados Unidos y México el cual, dijo, ha estado quebrado por mucho tiempo.

«He pasado bastante tiempo con la Vicepresidenta (Kamala) Harris, con el Presidente (Joe) Biden, empujando lo que se pueda hacer para crear trabajos para los migrantes».

«Hay lugares como aquí en Monterrey, donde muchos migrantes han recibido trabajo», agregó.